Gazprom reduce el suministro a Ucrania en otro episodio de la 'guerra del gas'

  • El monopolio ruso cumple sus amenazas al no llegar a un acuerdo con Kiev

El monopolio gasístico ruso Gazprom redujo ayer en un tercio el suministro de carburante a Ucrania por una disputa comercial, en un nuevo episodio de la intermitente guerra del gas entre Moscú y Kiev.

Gazprom cumplió así su amenaza de recortar las entregas de gas al país vecino si el Gobierno de Kiev no abonaba hasta ayer sus deudas por el gas consumido sin contratar en enero y febrero y no formalizaba los acuerdos de suministro para el resto del año.

El portavoz del gigante ruso, Sergei Kupriyanov, informó de que Gazprom disminuyó el abastecimiento a Ucrania un 25 por ciento, en 40 millones de metros cúbicos diarios, y aseguró que la medida no afectará al suministro a los consumidores europeos. "Ucrania continúa el consumo de gas no contratado. Los acuerdos siguen sin firmar, mientras ese país ya recibió unos 1.900 millones de metros cúbicos por 600 millones de dólares", indicó según la agencia Interfax. Agregó que "Gazprom es un suministrador fiable, pero no puede ni debe entregar gas sin cobrarlo", pero aseguró que el consorcio está dispuesto a "reanudar en cualquier momento" las fracasadas negociaciones con la compañía estatal ucraniana Naftogaz.

Gazprom ya había avisado a la Comisión Europea (CE) y a los países europeos de que podría reducir los envíos a Ucrania, pues el 80 por ciento de los suministros rusos de gas a Europa pasa por suelo ucraniano.

El Ejecutivo comunitario pidió ayer a Gazprom y a Ucrania una solución "rápida y definitiva" a esa disputa comercial y expresó la esperanza de que el abastecimiento a los países de la UE no se vea afectado por ese conflicto. Al tiempo, la CE advirtió que "está considerando" convocar un encuentro de urgencia del Grupo de Coordinación del Gas -que reúne a expertos de los gobiernos de la UE, la CE y el sector energético- para analizar la situación.

Hace dos años, una disputa similar por tarifas entre Gazprom y Kiev llevó a la empresa estatal rusa a interrumpir el bombeo de carburante a Ucrania en una guerra del gas que afectó el abastecimiento de varios países europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios