Francia prepara un avión para la liberación de Ingrid Betancourt

  • Las autoridades francesas han enviado un avión oficial a la Guayana francesa para que esté preparado con vistas a una eventual liberación de Ingrid Betancourt, retenida por la guerrilla de las FARC

La información la revela este domingo Le Journal du Dimanche, que en una breve noticia explica que un Falcon 900 oficial llegó el viernes por la noche al aeropuerto de Rochambeau, próximo de Cayena, la capital del departamento francés de Guayana en la costa de la cuenca amazónica.

Fuentes oficiales francesas citadas por el dominical señalaron que la decisión de preparar este aparato -un reactor para transporte de personalidades que aparece fotografiado estacionado en la base militar de Rochambeau junto a un avión del Ejército- está vinculado con las últimas evoluciones en Colombia de la crisis de los rehenes.

En concreto se alude al anuncio el jueves por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, de que está dispuesto a un intercambio humanitario de los rehenes por prisioneros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como a las "informaciones alarmantes sobre el estado de salud" de Betancourt, que tiene la nacionalidad francesa además de la colombiana.

El Elíseo puntualizaba el sábado que "no tenemos informaciones sobre una conclusión inminente o no (del secuestro), pero queremos poner todas las oportunidades de nuestro lado", y que el envío de la aeronave oficial a Guayana, desde donde tiene a su alcance el territorio colombiano, es para el caso de que hiciera falta.

La maniobra cobra un especial sentido a la vista de las declaraciones de Uribe, que el sábado indicó que Francia podría acoger a posibles desertores de la guerrilla colombiana que permitieran la puesta en libertad de Betancourt, cuyo estado de salud ha sido objeto de rumores estos últimos días, en los que se ha barajado incluso la posibilidad de que pudiera haber muerto.

En concreto, su ex marido y padre de sus dos hijos, el diplomático francés Fabrice Delloye, que ayer subrayó su inquietud por el significado del cambio de actitud del Gobierno colombiano sobre un eventual intercambio humanitario con las FARC, y manifestó su temor de que en realidad responda a la posibilidad de que Betancourt haya muerto.

"Forma parte de las posibilidades" teniendo en cuenta que "de golpe ahora el Gobierno colombiano dice que estaría de acuerdo para un acuerdo humanitario", comentó Delloye, que a continuación admitió no tener "elementos precisos para saber si está viva o muerta", pero sí está clara "la fragilidad de su estado de salud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios