EEUU ignora el paradero de Ben Laden "desde hace años"

  • El secretario de Defensa sale al paso de las informaciones que le sitúan en Afganistán

El Gobierno de Estados Unidos no sabe dónde se esconde el líder de Al Qaeda, Osama ben Laden, pues le perdió la pista hace "años", según reconoció ayer el secretario de Defensa, Robert Gates. "No sabemos dónde está Osama ben Laden. Si lo supiéramos, iríamos a atraparlo", manifestó en una entrevista con la cadena televisiva ABC.

Preguntado sobre cuándo fue la última vez que Estados Unidos obtuvo buenos datos de inteligencia sobre el paradero de Ben Laden, Gates contestó: "Creo que han sido años". Por ello, explicó que el Gobierno no puede confirmar informes surgidos la semana pasada al respecto de que un detenido en Pakistán tendría presuntamente información sobre Ben Laden a principios de este año.

El Gobierno de EEUU ha responsabilizado a Al Qaeda de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 que dejaron un saldo de alrededor de 3.000 muertos, en lo que se considera el peor atentado en suelo estadounidense.

Estados Unidos invadió Afganistán el 7 de octubre de ese mismo año pero no ha logrado aún capturar a Ben Laden, por quien las autoridades han ofrecido una recompensa de unos 50 millones de dólares. Las autoridades creen que Ben Laden podría haber huido a Pakistán poco después de la invasión de 2001.

Gates hizo estas manifestaciones después que el martes pasado, en un discurso televisivo, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunciase una nueva estrategia militar para Afganistán, que incluye el envío adicional de 30.000 soldados.

En ese sentido, el secretario de Defensa insistió en que la fecha fijada para el comienzo de la retirada de las tropas de EEUU, en julio de 2011, no constituye una "estrategia de salida", como afirman los detractores de la decisión de Obama. "No considero que esto sea una estrategia de salida, y trato de evitar el uso de esa frase... esta es una transición que ocurrirá y no es una fecha arbitraria", afirmó Gates.

Explicó que el plazo de 18 meses, desde el despliegue adicional de soldados hasta el comienzo de su retirada, "nos dará tiempo para saber que nuestra estrategia funciona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios