EEUU saca a China de su lista negra de los violadores de derechos humanos

  • El informe anual del Departamento de Estado no explica por qué Pekín abandona esta categoría, en la que incluye a Siria, Uzbekistán y Sudán · Cuba sigue siendo el único país latinoamericano presente

Comentarios 3

EEUU sacó a China de su lista de los países que más violan los derechos humanos, pero incluyó en ella a Siria, Uzbekistán y Sudán, según su informe anual sobre el tema divulgado ayer.

El informe 2007 del Departamento de Estado sobre la situación de los derechos humanos afirma que China, que organizará los Juegos Olímpicos en 2008, fue eliminada de la lista negra en la que se encuentran Corea del Norte, Birmania e Irán.

El texto no suministra razón alguna para la eliminación de China -socio clave de Washington en las negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte- de la lista de los violadores sistemáticos de derechos humanos.

El documento subraya, sin embargo, que el balance del régimen chino en 2007 siguió siendo "malo" y da cuenta de casos de tortura y de controles abusivos de la natalidad, aunque asegura que el Gobierno realizó "varias reformas importantes", entre ellas el análisis por el Parlamento chino de algunos aspectos de la legislación sobre la pena de muerte. "El Gobierno continuó vigilando, acosando, deteniendo y encarcelando a periodistas, escritores, activistas y abogados, así como a sus familias, quienes en su mayoría sólo buscaban ejercer sus derechos previstos en la ley", agrega.

China, que figuraba el año pasado y en 2005 en la lista de "los violadores sistemáticos de los derechos humanos", es incluida ahora en la de "países autoritarios en plena reforma económica, que experimentaron rápidos cambios sociales, pero no realizaron reformas políticas y continúan negando a sus ciudadanos los derechos humanos y las libertades fundamentales básicas". En esta segunda lista se incluyen, además, Venezuela, Nigeria, Tailandia, Kenia y Egipto.

Washington agregó tres países a su lista negra de "violadores sistemáticos" de los derechos humanos: Siria, Sudán y Uzbekistán.

"Los derechos humanos en Siria se agravaron este año y el régimen continuó cometiendo graves abusos, como la detención de un número creciente de activistas, líderes de la sociedad civil y otros críticos del régimen", señala.

El documento del Departamento de Estado califica de "horrible" el balance de los derechos humanos en Sudán y hace referencia a "asesinatos, torturas, golpes y violaciones cometidos por los servicios de seguridad estatales y las milicias a su sueldo en Darfur".

El Gobierno uzbeko del presidente Islam Karimov "domina la vida política y ejerce un control casi total sobre los otros poderes del Estado". Los servicios de seguridad "torturan, golpean y abusan cotidianamente de los detenidos (...) para que confiesen o suministren informaciones que los incriminen", precisa el informe.

Por su parte, Cuba se mantuvo un año más como el único país latinoamericano en figurar entre los países del mundo que menos respetan los derechos humanos. "El régimen (cubano) siguió negando a sus ciudadanos derechos básicos y libertades democráticas, entre ellas el derecho a cambiar su Gobierno, a un juicio justo, la libertad de expresión, de prensa, de reunirse, de movimiento", deploró el Departamento de Estado.

En el documento, Washington, que suele criticar a Venezuela en sus diferentes informes, se congratuló por el rechazo en diciembre de la reforma constitucional, de corte socialista, que propuso en referéndum el presidente, Hugo Chávez.

"En Venezuela, los esfuerzos de un dirigente elegido democráticamente para minar las instituciones democráticas e intimidar a la sociedad civil se topó una vigorosa resistencia", celebró el Departamento de Estado, aunque también subrayó que Chávez "aceptó los resultados" de la consulta popular. Eso sí, aprovechó para denunciar que "los partidarios del Gobierno hostigaron y trataron de intimidar a la oposición" y recordar la no renovación de la concesión al canal RCTV, crítico con las autoridades.

En cambio, EEUU sí elogió a Colombia, su mayor aliado en la región, y destacó "los resultados demostrables por los pasos dados por su Gobierno para mejorar el respeto de los derechos humanos y la seguridad". El informe subraya que "varios políticos han sido encarcelados a fines de años" por sus vínculos con los paramilitares, en momentos en que la mayoría demócrata del Congreso estadounidense se niega a aprobar el Tratado de Libre Comercio con Colombia.

Según el informe, la situación de los derechos humanos mejoró en cuatro países: Mauritania, Ghana, Marruecos y Haití.

Pocos avances, o ninguno, se registraron en Nepal, Georgia, Kirguizistán, Iraq, Afganistán y Rusia, mientras que la situación se deterioró, a juicio del Departamento de Estado, en Pakistán, Bangladesh y Sri Lanka.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios