Dimite el primer ministro serbio, víctima de la crisis de Kosovo

  • Vojislav Kostunica reconoce el fracaso de su Gobierno y adelanta las elecciones

El primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica, anunció ayer en Belgrado el fracaso de su Gobierno y la convocatoria a elecciones para el próximo 11 de mayo.

Kostunica, de 63 años, manifestó haber perdido la confianza en que sus aliados en la coalición de gobierno presionen con mayor fuerza para que la provincia de Kosovo, que declaró unilateralmente su independencia el 17 de febrero, regrese a la soberanía serbia.

"Es el fin del Gobierno", dijo Kostunica ante la prensa en la capital serbia.

Kostunica fracasó víctima de las tensiones internas por las relaciones con la Unión Europea. Él defendía el congelamiento de la cooperación con la UE por su postura en general favorable a la independencia de Kosovo, pero sus hasta ahora aliados del presidente proeuropeo Boris Tadic querían firmar a toda costa el nuevo Acuerdo de Asociación y Estabilización (SAA) ofrecido por Bruselas.

"Ésta es la cuestión fundamental sobre la que diferimos", explicó el nacionalconservador Kostunica, que era jefe del gobierno serbio desde 2004.

"Cuando el Gobierno no funciona, el pueblo debe votar un nuevo Parlamento", indicó. Kostunica anunció que convocará este lunes una sesión de su gabinete para resolver la disolución del Parlamento. Las elecciones anticipadas del 11 de mayo coincidirán con los comicios municipales para ahorrar costos, agregó.

Kostunica, que dijo no haber renunciado formalmente para evitar la demora de nuevas elecciones, necesita que su gabinete, donde los ministros del partido DS de Tadic son mayoría, autorice la convocatoria a los comicios. El presidente debe luego rubricar la disolución del Parlamento.

El jueves, el Gobierno se opuso a Kostunica al rechazar una resolución propuesta por los ultranacionalistas radicales y que será discutida en breve en el Parlamento por la que se pretenden congelar las negociaciones con la UE por la independencia de Kosovo, apoyada por la UE y Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios