Chuck Norris dice que, en la era Obama, la Virgen habría abortado a Jesús

  • El actor arremete contra la reforma sanitaria que prepara el presidente de EEUU.

Comentarios 44

El actor Chuck Norris se preguntó por el futuro del mundo si la Virgen María hubiera tenido acceso a los cuidados que pretende extender en EEUU el presidente Barack Obama con la reforma sanitaria, y que podrían incluir el aborto.

Norris no dudó en servirse de la referencia bíblica más relacionada con el espíritu navideño para arremeter, en la columna semanal que publica en el diario digital WorldNetDaily, contra la reforma sanitaria que debate el Senado. "En la víspera de una nueva Navidad, me pregunto: ¿Qué habría pasado si la Virgen María hubiera dependido de la cobertura sanitaria de Obama?", escribió en su columna el actor de 69 años, que apoyó durante la última campaña electoral al candidato republicano conservador Mike Huckabee.

"¿Qué habría pasado si esta adolescente pobre hubiera tenido acceso a los fondos federales y a otras facilidades para evitar el ridículo, el ostracismo, la persecución y el posible apedreamiento por su embarazo en soltería? ¿Se convertirán los cuidados de Obama en cuidados de Herodes para los no natos?", continuó.

El que fuera protagonista de la serie Walker instó a sus lectores a imaginar "todas las grandes almas que podrían haber sido borradas de la historia" si sus padres hubieran sido "tan progresistas como los sabios hombres y mujeres de Washington". La posibilidad de financiar el aborto en ciertas circunstancias, contemplada en la "opción pública" que promueve Obama, se ha convertido en uno de los principales obstáculos para el avance del proyecto en el Senado, donde esta cláusula enfrenta una amplia oposición de republicanos y demócratas. Según la estrella del cine de acción, también se oponen a esa posibilidad el 82 por ciento de los estadounidenses, un porcentaje que extrae de un estudio elaborado por la página web católica y pro vida Life Site News.

Norris, activista republicano y amigo del ex presidente George W. Bush, advirtió el lunes del riesgo de que Barack Obama trate de cancelar las elecciones de 2012 amparándose en la crisis, y pidió su destitución en caso de que firme el Tratado de Copenhague sobre el cambio climático sin la aprobación del Congreso. "Si el pueblo no se levanta, va a haber una revolución en nuestro país", aseguró en un conservador programa de radio de Texas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios