China lleva a un grupo de periodistas extranjeros al Tíbet

  • El Parlamento Europeo deja abierta la puerta al boicot de los Juegos Olímpicos de Pekín

Un grupo de periodistas extranjeros de 19 medios de comunicación partió ayer de Pekín hacia Lhasa, la capital tibetana, en un viaje organizado por las autoridades chinas.

Es el primer grupo de reporteros al que se permite entrar en el Tíbet para investigar los violentos incidentes del pasado 14 de marzo, todavía no aclarados ya que la propaganda china y la tibetana se contradicen a la hora de describir lo ocurrido.

China asegura que multitudes violentas atacaron tiendas, escuelas y otros negocios, y mataron a 18 civiles y un policía, mientras que los tibetanos en el exilio hablan de 140 muertos por la represión policial en las manifestaciones.

La prensa china se ha quejado en los últimos días de que los medios extranjeros sólo prestan atención a la versión del exilio tibetano, pero al mismo tiempo el Gobierno expulsó a periodistas extranjeros que intentaron ir a Lhasa, e incluso a reporteros de provincias vecinas.

Las autoridades chinas han preparado entrevistas con afectados por los disturbios, así como visitas a edificios incendiados o saqueados.

Cabe destacar que es la primera vez que China organiza un viaje a una zona afectada por fuertes disturbios sociales.

Mientras tanto, el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, dio ayer a entender que no acudirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín si las autoridades chinas no dialogan con las autoridades tibetanas en el exilio para resolver el conflicto en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios