La CDU de Merkel resiste en el Sarre pero sus socios liberales se hunden sin remisión

  • El FDP casi desaparece del mapa electoral y Los Piratas entran por primera vez en el parlamento

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, revalidó ayer su condición de primera fuerza en las elecciones del land del Sarre, que asestaron un duro golpe a sus socios de coalición, el Partido Liberal (FDP), relegado a la categoría de formación marginal.

La CDU obtuvo un 34,5%, idéntico porcentaje que en las anteriores regionales, según las proyecciones de voto a pie de urna de la televisión pública ZDF.

El Partido Socialdemócrata (SPD) se mantuvo como segunda fuerza con un 31%, un descenso de tres puntos.

Los comicios, que abrían el año electoral alemán, supusieron un duro golpe para el FDP, que según estas proyecciones queda en un 1,3% -frente al 9% de 2009-, un récord a la baja para la formación que acentúa así la caída en picado que sufre desde que se convirtió en socio de Merkel, en 2009.

Los Piratas, por lo contrario, se dispararon desde su posición de extraparlamentarios a un 7,5% y consolidan con ello su situación después de que en septiembre de 2011 lograran sus primeros escaños en la cámara de la ciudad-estado de Berlín. La Izquierda, liderada por Oskar Lafontaine, jefe de gobierno en este Estado federado entre 1985 y 1998, se mantuvo como tercera fuerza, con un 16,2%, pero sufrió un importante descenso de votos respecto al 21,3% obtenidos en las anteriores regionales. Los Verdes quedaron en la cuerda floja del 5% -frente al 5,9% de 2009-.

Todo apunta a que el nuevo gobierno será una gran coalición, entre la CDU y el SPD, liderada por la hasta ahora jefa del Gobierno, la conservadora Annegret Kramp-Karnenbauer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios