Bush veta la ley que prohibía ciertos métodos de interrogatorio

  • La CIA podrá seguir utilizando la simulación de ahogamiento en sus indagaciones

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, indicó ayer que ha vetado un texto del Congreso que prohíbe de hecho a la CIA a aplicar determinados métodos de interrogatorio, como la simulación de ahogamiento (submarino), calificado como tortura por sus detractores.

El texto vetado solicitaba a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a interrogar a sospechosos de terrorismo bajo las reglas del Manual de Campo de la Armada de Estados Unidos, que prohíbe aplicar el simulacro de ahogamiento y otros métodos considerados como torturas.

"El texto que me envió el Congreso quitaría una de las más valiosas herramientas en la guerra contra el terror; el programa de la CIA para detener e interrogar líderes terroristas y operativos", indicó Bush en su programa semanal de radio. "Por ello, la veté", dijo el presidente. "Si no fuese por este programa, nuestra central de inteligencia cree que Al Qaeda y sus aliados habrían tenido éxito lanzando un nuevo ataque contra EEUU", añadió el mandatario. "Además, nos ha permitido comprender la estructura de Al Qaeda, cómo se financia, sus comunicaciones y su logística", precisó.

Grupos defensores de derechos humanos alegaron que el abuso y la tortura de detenidos es una práctica rutinaria en los centros de detención de la CIA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios