Berlusconi dice que tiene "un par de pelotas" y causa un terremoto

  • El presidente del país y sus propios aliados arremeten contra el primer ministro

Comentarios 9

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se jactó ayer de ser un jefe de Gobierno "súper" y "con un par de pelotas" durante el discurso que pronunció en Bonn ante los líderes del Partido Popular Europeo (PPE). "Permitidme que hable un segundo de mi país: Italia es la tercera economía de Europa, tiene una mayoría de Gobierno fuerte y con cohesión, un Gobierno muy operativo y un premier... súper", afirmó.

Más adelante, después de mencionar las "calumnias" con que le ha atacado la izquierda, aseguró que en realidad, éstas han terminado por reforzarle todavía más, ya que ahora "la gente dice: madre mía, pero dónde encontraremos uno tan fuerte, duro y con un par de pelotas como Silvio Berlusconi", palabras que provocaron las risas de los asistentes, entre los que se encontraban la canciller alemana, Angela Merkel.

Il Cavaliere, que en estos últimos meses se ha enfrentado a numerosos escándalos sexuales y judiciales, aprovechó la ocasión para atacar a la magistratura de su país ante sus colegas europeos. "En Italia, la soberanía ha pasado del Parlamento al partido de los jueces", los cuales, "si no les gustan las leyes" que aprueba el Parlamento, "se dirigen a la Corte Constitucional" y "abrogan la ley". Berlusconi hizo así referencia a la ley de inmunidad que logró aprobar nada más llegar al poder para evitar los juicios que tiene pendientes contra él. Sin embargo, poco más de un año más tarde la norma fue abrogada por la Corte Constitucional.

El discurso de Berlusconi en el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) en la ciudad alemana de Bonn causó un gran revuelo en Italia, donde el presidente de la Cámara Baja, Gianfranco Fini, puso, una vez más, distancia respecto a su jefe de formación.

Sus afirmaciones fueron inmediatamente contestadas a través de un comunicado de prensa por Fini, presidente precisamente de una de las dos cámaras que componen el Parlamento de Italia y que es además el segundo de a bordo del partido político de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad.

"Es ciertamente verdad que la soberanía pertenece al pueblo, pero el presidente del Consejo (de Ministros) no puede olvidar que ésta se ejercita en las formas y límites que establece la Constitución", señala Fini en el texto. "Y es asimismo incontestable -añade- que los artículos 134 y 136 indican claramente el papel de garantía ejercitado por la Corte Constitucional", la misma que el pasado octubre invalidó la ley de inmunidad a los cuatro mayores cargos del Estado y que propició que se reanudaran las dos causas pendientes con la Justicia de Berlusconi.

El presidente de la Cámara de los Diputados, por ello, no comparte las palabras de Berlusconi y espera, agrega en la nota, que el primer ministro "encuentre un modo de precisar mejor su pensamiento a los delegados del congreso del PPE para no generar una peligrosa confusión sobre lo que ocurre en Italia y sobre las intenciones reales del Gobierno".

Tal reacción llegó a oídos del propio Berlusconi, quien, ante las preguntas de los periodistas presentes en el congreso del PPE, aseguró que no existe nada que aclarar entre su segundo de a bordo y él mismo y sentenció que está "cansado de hipocresías".

En medio de todo el revuelo generado por las palabras de Berlusconi, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, un representante de la izquierda, divulgó también otro comunicado en el que expresa su "lamento y preocupación" por el "violento ataque contra las instituciones fundamentales de garantía" de la Constitución italiana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios