Bélgica alcanza un acuerdo para un gobierno definitivo

  • Han sido necesarios más de nueve meses de negociaciones para llegar a un compromiso entre los máximos dirigentes francófonos y flamencos. El próximo presidente será el democristiano Yves Leterme

Comentarios 3

Los cinco partidos que participan en las negociaciones para la formación de un Gobierno definitivo en Bélgica han llegado esta mañana a un acuerdo sobre el programa del futuro Ejecutivo que será presidido por el líder democristiano flamenco Yves Leterme.

Leterme y los cinco presidentes -el liberal flamenco Bart Somers (Open VLD) y el valón, Didier Reynders; el democristiano flamenco Etienne Schoupe (CD&V) y la francófona, Joelle Milquet (CDH); y el socialista francófono, Elio Di Rupo (PS)- llegaron a un compromiso final tras una noche entera de negociaciones, ha informado la radiotelevisión pública francófona RTBF.

El acuerdo gubernamental comprende unas 40 páginas y recoge medidas concretas en ámbitos clave como la política económica y social, la defensa del poder adquisitivo, el control de la inmigración o la lucha contra el cambio climático.

El propio Leterme explicará el contenido del compromiso en una rueda de prensa que ha sido convocada para las 15.00 GMT.

Está previsto que entre hoy y mañana, los órganos de dirección de los cinco partidos respalden el acuerdo. El jueves el primer ministro interino, el liberal Guy Verhofstadt, presentará su dimisión al Rey.

El fin de semana, Leterme, que ganó las elecciones federales en junio de 2007, leerá ante el Parlamento la declaración gubernamental a partir del texto acordado y, si recibe como está previsto la confianza de la Cámara, jurará como primer ministro.

Han sido necesarios más de nueve meses de negociaciones desde las elecciones generales de junio para llegar a un compromiso entre los máximos dirigentes francófonos y flamencos, las dos comunidades lingüísticas principales del país.

Por dos veces, Leterme fracasó en su intento de constituir una coalición "naranja-azul" con las dos familias políticas ganadoras de los últimos comicios, los democristianos y los liberales del norte y del sur.

Finalmente, el Gobierno belga estará sostenido por una coalición más amplia, en la que además de los democristianos y los liberales, francófonos y flamencos, participarán los socialistas francófonos, pese a sus malos resultados electorales.

La retirada hace unas semanas de las negociaciones gubernamentales de los nacionalistas flamencos del NV-A, socios del partido de Leterme, ha facilitado el acuerdo.

La nueva mayoría nace, no obstante, bajo la incertidumbre de la reforma constitucional, una exigencia flamenca que todavía no se ha materializado y cuya negociación sigue una vía paralela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios