PREVISTO PARA 2020

PSA y Opel anuncian la paralización del nuevo Corsa en Zaragoza

  • La planta de Figueruelas optaba a que el Opel Corsa de nueva generación continuara fabricándose en estas instalaciones. Con este anuncio se abre un conflicto serio para la producción de coches en España.

PSA y Opel anuncian la paralización del nuevo Corsa en Zaragoza PSA y Opel anuncian la paralización del nuevo Corsa en Zaragoza

PSA y Opel anuncian la paralización del nuevo Corsa en Zaragoza

Comentarios 12

El Grupo PSA, a través de la dirección de Opel España, ha comunicado a los representantes de los trabajadores de su planta de Figueruelas (Zaragoza) que ha decidido paralizar el proyecto del nuevo Corsa en este centro y que busca una nueva localización para la fabricación de este vehículo.

La decisión del Grupo PSA de paralizar el proyecto Corsa en Figueruelas se produce después de que a principios de semana, el comité de empresa de Opel España acordara por unanimidad suspender las negociaciones del convenio colectivo que mantiene que con la empresa.

El convenio, que afecta a los trabajadores de Opel España, su mayoría en la planta zaragozana de Figueruelas, caducó en el 2017 y es el primero al que se enfrenta la firma tras su compra por parte del Grupo PSA. Las negociaciones empezaron el pasado mes de octubre.

Ante este anuncio, el comité de empresa de Opel España ha manifestado que no puede aceptar ni compartir "la decisión unilateral que ha tomado la dirección, respecto a la negociación en la planta de Figueruelas (Zaragoza) y la afección en las inversiones, con unas consecuencias graves para la plantilla y la industria de Aragón".

Como primera medida, el comité de empresa ha convocado este jueves, día 25 de enero, a todos los trabajadores del turno de mañana y central a una concentración a la 'hora del bocadillo', a las 9.35 horas, para trasladar a la dirección su rechazo y malestar con la decisión tomada, ha indicado la presidenta del comité, Sara Martín.

"La dirección nos ha trasladado la decisión unilateral que han tomado, respecto a la negociación en la planta de Figueruelas y la afección en las inversiones, con unas consecuencias graves para la plantilla y la industria de Aragón", ha indicado el comité en un comunicado.

"No podemos compartir ni aceptar esta decisión unilateral. La decisión tomada por unanimidad en el comité de empresa fue de suspender que no romper unas negociaciones en las que la empresa sólo quiere hablar de sus propuestas. Esa suspensión está condicionada a que la dirección acepte los condicionantes que todos conocemos y que incluye sobre todo un plan industrial para las dos líneas y los tres turnos".

El comité ha instado a la empresa a que "reconsidere la decisión adoptada hoy y que acepte estos condicionantes" que les permitiría "volver a la mesa de negociación para tratar de alcanzar un acuerdo de convenio deseado por todos, que garantice las inversiones y el futuro de la planta y que a la vez sea compatible con unas condiciones laborales dignas para los trabajadores".

Sara Martín han afirmado que "nuestras propuestas son honestas y serias" y no "hemos dicho nunca que rompemos la negociación sino que se suspende hasta que la dirección no acepten los cinco puntos que les presentamos, entre los que se encuentra un plan industrial que sería muy beneficioso para ambas partes".

El presidente de Aragón toma la iniciativa

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha expresado su deseo de reunirse "de la manera más urgente posible" con el comité de empresa y la dirección de Opel España por la "gravedad" del desencuentro entre ambas partes tras romperse la negociación en relación con el nuevo convenio colectivo de la planta de Figueruelas (Zaragoza).

En declaraciones a los medios de comunicación en Teruel, el presidente aragonés ha señalado que, tras conocer la decisión de la empresa, se reunirá "de la manera más urgente posible, si es posible mañana", con el comité de empresa y la dirección "para hacer una reflexión conjunta con ellos".

De este modo, quiere valorar junto a sindicatos y empresa "la gravedad de la situación porque este desencuentro trasciende con mucho el efecto inmediato que pueda tener sobre la planta y tiene efectos mucho más allá", en el "importante" sector de la automoción de Aragón que "depende en gran medida de Opel y cualquier cosa que ocurra en Opel es determinante para el conjunto del sector y para la economía aragonesa".

Por ello, "dada la gravedad de la situación", este encuentro es "absolutamente fundamental" y así se lo ha transmitido a la consejera de Economía, Industria y Empleo de la región, Marta Gastón, para que lo organice de manera "inmediata".

"No me atrevo a hacer ningún pronóstico, ni a calificar" de ninguna manera el anuncio realizado por la dirección de la empresa, ha comentado, advirtiendo de que el Gobierno aragonés no es "una instancia mediadora entre la patronal y sindicatos".

Sin embargo, "somos defensores del interés general de la Comunidad Autónoma de Aragón, muy respetuosos de la empresa y de los trabajadores y de la defensa que cada cual hace de sus intereses, pero la gravedad nos obliga a ejercer algún tipo de reflexión conjunta", ha insistido, apuntando que ya mantenían conversaciones por separado con ambas partes, "pero en este momento se impone hacerlo de manera conjunta", ha sentenciado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios