VALORACIÓN: 8

Probamos el Seat Arona 1.6 TDI 115 CV FR: Corazón del Ibiza en cuerpo de todocamino

  • Este nuevo SUV de orientación urbana destaca porque incorpora todo lo bueno del Ibiza –plataforma, confort, dinamismo– y añade un plus en versatilidad, al tener una carrocería más elevada.

Probamos el Seat Arona 1.6 TDI 115 CV FR: Corazón del Ibiza en cuerpo de todocamino Probamos el Seat Arona 1.6 TDI  115 CV FR: Corazón del Ibiza en  cuerpo de todocamino

Probamos el Seat Arona 1.6 TDI 115 CV FR: Corazón del Ibiza en cuerpo de todocamino

Seat está haciendo muy bien sus deberes. La buena marcha del nuevo Ibiza, la consolidación del León, la llegada del Ateca y el tirón constante del Alhambra están permitiendo que la marca española tenga unos excelentes resultados. Por ejemplo, el pasado año, Seat vendió un total de 468.400 unidades en todo el mundo, lo que significa un 14,6% más que el ejercicio anterior y el mejor resultado desde 2001.

En España, Seat realizó en 2017 un total de 95.000 entregas lo que le permitió situarse como la segunda marca más vendida y lograr un crecimiento del 21%.

Además, lejos de detenerse ahí, estas buenas cifras continúan en 2018. En concreto, en este año Seat ha comercializado cerca de 20.000 unidades en España, lo que supone un incremento de casi el 22% y le aúpa a la primera posición del ranking de ventas en España.

Buena culpa de este aumento lo tiene el Arona. Un modelo para el que 2018 es clave puesto que  será su primer año completo de comercialización.

Y lo cierto es que de momento van bien las cosas. En este mes de febrero, el Arona ya se ha colocado como el tercer modelo de la categoría sólo por detrás de pesos pesados como el Peugeot 2008 y el Opel Mokka X y superando a otros duros rivales como el Captur o los los también novedosos Hyundai Kona o Kia Stonic.

Una vez junto al Arona, comprobamos que su estética nos es familiar. Por un lado su imagen nos recuerda al resto de modelos de Seat y, en especial, al Ibiza. Algo que no es de extrañar ya que comparte con el Ibiza la plataforma y algunas de sus dimensiones. Por ejemplo, la batalla o distancia entre ejes es la misma. Y lo mismo ocurre con la anchura. Sí son diferentes la longitud –el Arona es 8 centímetros más largo– y la altura –es 11 centímetros más alto–.

También cambia la posición de conducción. En el Arona, el conductor va más alto. En concreto, 5 centímetros más, lo que permite un entrada y salida del vehículo más fácil y una mejor visión de la carretera.

A favor

Una vez dentro, el Arona destaca por su gran espacio interior. Sobre todo por la distancia que existe entre la butaca y el techo. Delante, por ejemplo, los ocupantes tienen nada menos que 104 centímetros, una de las mejores cifras de la categoría. Ydetrás los pasajeros traseros disfrutan de 100 centímetros, una cifra de nuevo sobresaliente.

Estas buenas cifras permiten tener un excelente espacio libre entre la butaca y el techo incluso para los pasajeros de mayor talla. Igual de sobresaliente es la distancia para las piernas. Sentados detrás tendremos más de 10 centímetros libres para las rodillas.

Asimismo, la anchura para los hombros –con 138 centímetros delante y 130 detrás– también es razonable. El maletero es otro de sus puntos fuertes. Con 400 litros, el Arona ofrece una capacidad de carga notable. No es de los más grandes de la categoría pero sí supera  a gran parte de sus rivales directos. Además, sus formas son regulares y bajo el piso hay una rueda de emergencia.

Otras virtudes del nuevo Arona son la buena ergonomía de los asientos, los acabados –que presentan buena calidad y ajuste– y el confort de marcha.

En contra

Pocas críticas merece el Arona. Tan sólo podemos destacar como aspectos a mejorar el túnel de transmisión –que no es necesario  al no tener versiones 4x4 y resta confort a una quinta plaza– y los ruidos aerodinámicos, que se incrementan en la zona del primer montante cuando viajamos en autopista.

Conclusión

El Arona es uno de los mejores SUV urbanos que existen en la actualidad. Además, es válido para muchos perfiles completamente diferentes: jóvenes, parejas con uno o dos niños o incluso personas más mayores que buscan un coche con el que sea fácil entrar y salir del mismo.

¿Sus puntos fuertes? La habitabilidad, su comodidad y los buenos acabados. Eso sí, la versión probada con el diésel 1.6 de 115 CV y el acabado FR –el más deportivo– se sube de los 20.000 euros de precio oficial. A, cambio, ganaremos en un diseño atractivo y gran equipamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios