CON LA TECNOLOGÍA V2G

Te explicamos cómo el coche eléctrico te ayudará a pagar el recibo de la luz

  • Según Nissan, los usuarios podrán ingresar hasta 150 euros al mes ‘comercializando’ la energía sobrante de las baterías de su coche eléctrico. Este sistema ya se incorpora en el nuevo Leaf.

El nuevo Nissan Leaf 2018 será de los primeros modelos con el sistema V2G. El nuevo Nissan Leaf 2018 será de los primeros modelos con el sistema V2G.

El nuevo Nissan Leaf 2018 será de los primeros modelos con el sistema V2G.

Comentarios 5

Una de las razones por las que el coche eléctrico no tiene mucho tirón es por nuestra desconfianza a que el recibo de la luz aumente de forma considerable al final de mes. Pero… ¿y si te decimos que eso no ocurrirá?

Y no sólo eso. ¿Y si te aseguramos que podrás ‘ganar’ dinero con tu coche eléctrico? Pues bien, aunque parezca ciencia ficción, todo esto que te contamos es posible. Al menos en parte. Y no está tan lejos como parece.

Eso sí, para explicar el porqué de toda esta historia tenemos que explicarte, de forma rápida, cómo funciona a la tecnología V2G (Vehicle to grid).

Desde Nissan afirma que un usuario podría descontarse hasta 150 euros del recibo de la luz. Desde Nissan afirma que un usuario podría descontarse hasta 150 euros del recibo de la luz.

Desde Nissan afirma que un usuario podría descontarse hasta 150 euros del recibo de la luz.

Y aquí, en primer lugar tenemos que comprender que a, grandes rasgos, cuando nosotros encendemos el interruptor de la luz o conectamos el ordenador es algo que está prácticamente programado. Resulta que la electricidad tal y como la conocemos ahora no se puede almacenar. Es decir, según se produce se va distribuyendo y consumiendo.

Y esto a su vez se rige según unas previsiones actualizadas en tiempo real por la red eléctrica en España. Si te conectas a esta página de la Red Eléctrica puedes ver en la demanda prevista y el consumo real que está ocurriendo ahora mismo.

Y también puedes conocer de qué fuentes (nuclear, carbón, mixta, eólica, solar…) proviene la generación de esta energía. Esto sucede hoy. Sin embargo, este panorama puede cambiar en los próximos años. Y para ello es clave la llegada del coche eléctrico.

Entre otras cosas porque–tal y como predicen los fabricantes- en cuestión de algunas décadas serán varios centenares de miles los coches eléctricos que poblarán España. Y esto no significará sólo que habrá muchísimos coches eléctricos enchufados –por ejemplo por la noche a la red eléctrica-. También significará que tendremos el mismo número de baterías conectadas a la red.

Y aquí está el quid de la cuestión, estas baterías –decenas o centenares de miles- estarían comunicándose entre el coche y la red eléctrica. Así, la recarga del coche eléctrico podría empezar o incluso detenerse en función de la demanda de la red eléctrica española.

Es decir, si a las 20 horas hay un pico de demanda de energía, en ese momento el coche eléctrico no se cargaría porque al usuario le resultaría muy cara la electricidad. Por el contrario, si a partir de la una de la madrugada baja la demanda, entonces el sistema interpretaría que es el momento idóneo para cargar la batería. Hasta aquí, más o menos lo conocíamos.

Sin embargo, ahora viene la parte más interesante. Y aquí es cuando entra en funcionamiento la mencionada tecnología V2G (Vehicle to grid).

Se trata de un sistema que permite la carga bidireccional, es decir que los coches eléctricos pasen a tener un papel activo en la red eléctrica. De esta manera, por ejemplo, imaginemos que hay un pico de producción de energía eólica a las cuatro de la mañana.

En el sistema normal, como a las cuatro de la mañana apenas se demanda electricidad, entonces esta producción de energía eléctrica por el viento se desperdiciaría. Sin embargo, con la llegada de la carga inteligente de los coches eléctricos, esta producción de energía eólica de madrugada ayudaría a terminar por recargar las baterías de aquellos modelos que estuvieran conectados. De esta manera, esta energía renovable no se habría desperdiciado.

Y, a su vez, esta electricidad almacenada en las baterías de los eléctricos podría alimentar la red eléctrica en momentos de alta demanda para volver a cargarse en la siguiente madrugada con la proliferación de energía proveniente de las renovables.

Este sistema V2G, por tanto, permitiría un mayor uso de las energías renovables y, además, permitirían al propietario del vehículo eléctrico poder facturar por la energía que ha ‘prestado’ desde la batería de su coche. Y en este sentido desde Nissan estiman que un usuario podría ganar hasta 150 euros al mes con la energía almacenada en sus baterías.

Además, con este sistema el usuario también podría incluso alimentar su casa con la electricidad del coche, en lugar de tener que demandarla a la red eléctrica.

Pues bien, aunque todo esto nos suene a futurible, ya es una realidad. Y el primer coche donde lo podremos ver será en el nuevo Nissan Leaf, que será lanzado a principios de 2018. Este nuevo Leaf, cuenta con la mencionada carga bidireccional única, lo que significa que puede transmitir electricidad al conectarlo al hogar o la oficina. Además, también puede enviar la carga sobrante a la red eléctrica para alimentarla y estabilizarla.

Esto es posible ya que junto al nuevo Nissan Leaf, la firma japonesa podrá incluir el sistema de carga xStorage. Eso sí, para que esto sea posible debe cambiar la regulación en España, ya que –a diferencia de otros países europeos- en España un usuario no se pueden enganchar o desenganchar de la red.

Desde Nissan, no obstante, esperan que se pueda crear una normativa marco para permitir conectar vehículos a la red y así permitir que esta tecnología se convierta en una realidad en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios