El juez ordena investigar una carta de un preso que dice que Marta fue quemada

  • El interno habla de un testimonio de referencia de otro reo al que supuestamente Carcaño le habría confesado el final de la joven.

Comentarios 2

El juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, ha ordenado al Grupo de Menores de la Policía (Grume) que investiga la carta remitida al juzgado por un preso que asegura que conoció de otro interno que Miguel Carcaño le habría confesado que el cuerpo de Marta del Castillo fue quemado y enterrado.

El contenido íntegro de la carta del preso, según apuntó ayer El programa de Ana Rosa de Telecinco, es el siguiente: "Sé muchas cosas que Carcaño me contó pero a ti no te voy a contar nada. Él me dijo que no sabe dónde está Marta, que el Cuco y el otro se encargaron del cadáver. Que le dijeron que no se preocupase porque habían quemado a la niña y los restos los habían enterrado muy bien. Que no se preocupase que jamás aparecería. Que en uno de los traslados, no sé si a Comisaría o al juzgado, por un despiste de la Policía, los pusieron en celdas próximas y uno de los otros le dijo que cuando le preguntasen por el paradero de Marta, dijera que la habían arrojado al río".

El testimonio del interno que escribió esta misiva no es directo, ya que se trata de un preso que ha hablado con otro interno -que coincidió con Carcaño en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), que es a quien supuestamente el asesino confeso le habría hecho estas revelaciones.

La carta presenta algunas contradicciones, como por ejemplo cuando menciona que la idea de decir que la arrojaron al río surgió cuando coincidieron en los calabozos, pero lo cierto es que Miguel Carcaño fue el primero en ser detenido y confesar el crimen, y los otros acusados fueron detenidos horas más tarde, en el caso de Samuel Benítez, y a los dos días, en el caso de Francisco Javier García Marín, el Cuco.

De momento, el magistrado, sin dar o quitar credibilidad a la carta, se ha limitado a solicitar al Grupo de Menores que realice las gestiones oportunas para tratar de acreditar los hechos que relata el interno y si los mismos pueden contribuir a localizar algún resto de la joven.

La familia de Marta del Castillo ha acogido con sorpresa la carta del recluso y también con cierto recelo, según ha explicado el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, que ha reconocido que puede tratarse de una "invención" del preso o del propio Miguel Carcaño. El abuelo confía en que el juez investigue el contenido de la carta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios