Claroscuros barrocos

La Caravaggia. Femás 2012. Solista: Marta Infante, mezzo. Director: Lluís Coll. Programa: 'Los caprichos del señor Merula: canciones de amor en el Seicento' (obras de Merula, Castello, Andrea Cima, Marini y Falconieri). Lugar: Iglesia de San Alberto. Fecha: Sábado 17 de marzo. Aforo: Dos tercios.

Las nuevas formas de los conjuntos barrocos se apreciaron una vez más en la actuación de La Caravaggia. Los grupos jóvenes han arrebatado a los maestros antiguos la máscara de la solemnidad y sus actuaciones aparecen dominadas por la frescura, la gracia y la libertad. Así son posibles los preludios más o menos improvisados, los efectos de eco o las disminuciones entre estrofas de las piezas vocales. Marta Infante las cantó todas con notable homogeneidad, correctísimo estilo y extraordinaria intensidad expresiva. Muy sugerente la interpretación de la morbosa Canzonetta spirituale sopra la nanna, en penumbra y con la corneta dialogando con la voz desde el coro. El gusto tan barroco por los juegos de contrarios quedó muy bien atrapado en los dos últimos temas del programa, en que se opusieron dos de los grandes tópicos de la época: la Vanitas y el De Vitae Fugacitate frente al Carpe Diem, reflejado en el carácter de la "amorosa Dorina". Muy bien resueltos los contrastes tímbricos que permitieron la presencia de diversas familias instrumentales (violín, viola, corneta, sacabuche, bajón, cuerdas pulsadas, teclados) y aluvión final de propinas entre humoradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios