Ya vienen los Reyes Magos

  • La ciudad de Huelva se engalanó ayer para recibir a este trío real que, desde Oriente, llegó a la capital haciendo las delicias de los más pequeños

Como cada año, los Reyes Magos visitan tierras onubenses. Cargados de presentes para los más pequeños sus majestades de Oriente hicieron ayer la tradicional ruta por los colegios de la capital, donde miles de niños de toda la ciudad les aguardaban impacientes después de todo un año de espera y deseos que ahora rescatan del olvido. Los alumnos de Los Maristas esperaban ansioso algún indicio de la llegada de los Reyes a su colegio y, al fin, llegaron. Nerviosos e impacientes, corrieron al patio donde, un lugar de recreo que se convirtió en un escenario de risas, bromas, deseos e ilusión cuando el trío real hizo su entrada en tren. Tras esta real llegada, todas las ilusiones y cientos de proyectos fueron depositados en forma de carta en el buzón mágico de sus majestades. "He pedido muchas cosas para mi y para mi hermana también" comentaba una niña, que le confesó uno de los secretos de su carta a los Reyes, confidencias que, según su interlocutora, "no se dicen que si no a los reyes se les olvida lo que has pedido". Pero gracias a la magia de los Reyes, los colegiales del Virgen del Pilar también recibieron a su majestades en su lugar de recreo y, con la misma fe, les entregaron sus ilusiones escritas en unos pocos renglones sobre las líneas azules de sus cuadernos de rayas.

A la par, alrededor de las once de la mañana, fueron los propios niños los que se convirtieron en los tres Reyes de Oriente. De nuevo se armó el belén, esta vez en el colegio Cardenal Espínola. La conserje del centro educativo comentaba que "se han montado dos belenes el de los más pequeños y el otro de secundaria". Todos se afanaban en sus tareas mientras que en el portal, los Reyes le entregaban sus presentes al recién nacido. Pero la mañana navideña en el Cardenal Espínola no terminó aquí ya que alrededor de las doce comenzaba la fiesta que puso fin a un largo trimestre de estudio e inició unas largas vacaciones, aunque en palabras de una simpática pastorcilla que corría entre la gente "en vacaciones no me da tiempo de jugar con todos los juguetes". Así, villancicos y representaciones creadas para la ocasión cerraron esta mañana de lo más navideña.

Pero durante la mañana de ayer Melchor, Gaspar y Baltasar no tuvieron descanso. Otra de las visitas que hicieron por la ciudad fue la orquestada por el Ayuntamiento, con lo que acudieron al colegio Tartessos, acompañados del alcalde Pedro Rodríguez. A través de esta iniciativa de la Concejalía de Participación ciudadana y Mayores, los tres Reyes, miembros del Consejo Local de Mayores, repartieron caramelos mientras el Coro de la Punta del Sebo interpretaba los villancicos más tradicionales. En cuanto a la agenda navideña del edil popular, también reservó un hueco para los más mayores, con la tradicional visita a las residencias de pensionistas, un recorrido amenizado por los coros del Cristina Pinedo, El Lazareto y Punta del Sebo. Además, el Ayuntamiento ha querido colaborar a que en Huelva se respire Navidad con diferentes actividades en el Centro Puerta del Atlántico. En la tarde de ayer, dicho centro de interpretación abrió sus puertas a la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Virgen de la Cinta, quienes exaltaron la Navidad a su manera en un acto presentado por el concejal de Turismo, Ángel Sánchez, en el que los presentes disfrutaron con un discurso que corrió a cargo de Sisi de la Corte y con la actuación del Coro Aires de Huelva.

Con todo, las asociaciones de vecinos Juan Riquelme y La Morana organizaron convivencias en las que los primeros se reunieron en su sede. Algunos vecinos acudieron al lugar y compartieron pareceres con diferentes personalidades de la vida política de Huelva. Entre ellos destacaron el izquierdista Pedro Jiménez, la representante socialista en el Ayuntamiento Manuela Parralo, los concejales socialistas Mai Benabat y José Fernández, acompañados todos por la presidenta de Juan Riquelme y el presidente de la Asociación de Vecino Tartessos. Los segundos, los de la asociación La Morana, disfrutaron de una exquisita pestiñada que congregó a los más golosos.

Por último, en otros puntos de la ciudad, el Servicio de Asistencia Religiosa de la UHU organizó, con la colaboración de la Hermandad de la Vera-Cruz y oración en el Huerto, una meditación delante del belén de la sede, acto en el que etodos entonaron villancicos y escucharon al padre Eduardo Martín Clemens. Pero el punto y final a una de las jornadas más navideñas de este mes de diciembre lo puso el tradicional pregón de Navidad, este año a cargo de Antonio Mata Sánchez quien pasadas las ocho y media de la tarde, emocionó a los que acudieron a la parroquia Sagrado Corazón de Jesús.

Con esto, durante la jornada de ayer, muchos fueron los onubenses que celebraron estas fiestas y expresaron sus buenos deseos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios