Las víctimas mortales en carretera se reducen en un 17,54% en un año

  • Las carreteras onubenses se cobraron 47 vidas y 267 heridos de gravedad a lo largo de 2007 en los 1.780 accidentes de circulación registrados en 2007

Las carreteras onubenses se cobraron la vida de 47 personas en los 1.780 accidentes registrados a lo largo del pasado año, lo que supone un descenso del 17,54 por ciento de víctimas mortales respecto a 2006, en el que hubo diez víctimas más. Son los datos ya definitivos de la siniestralidad en carretera en 2007, el año en el que a nivel nacional se registró la cifra más baja de muertes en carretera de las últimas cuatro décadas (2.741 fallecidos).

En los siniestros ocurridos en Huelva, de los que 1.344 fueron en carretera frente a los 436 registrados en zonas urbanos (que se han reducido en el último año en un 33,23 por ciento), 888 tuvieron víctimas humanas, mientras que en 892 sólo se registraron daños personales.

En estos accidentes, 267 personas resultaron heridas graves, frente a las 306 del año anterior, lo que supone un descenso del 12,74 por ciento. Además, otras 1.068 personas resultaron heridas leves, un 17,2 por ciento menos que en 2006, en que lo fueron 1.290 personas.

A lo largo del ejercicio de referencia, la Jefatura Provincial de Tráfico tramitó un total de 25.656 denuncias, de lo que se traduce en un reducción del 11,83 por ciento respecto a 2006, ejercicio en el que se formularon 29.101.

En un análisis de la evolución de la accidentalidad en carretera en 2007, los meses en los que se produjeron mejores resultados por el descenso de siniestros fueron diciembre (un 28,49 por ciento), octubre (26,09 por ciento), agosto (21,53 por ciento) y enero (el descenso fue del 19,48 por ciento).

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Manuel Bago, afirmó que "los esfuerzos" que está realizando la Administración para reducir la siniestralidad en carretera "no son suficientes sino que necesitan además la colaboración ciudadana y de los conductores", punto en el que reclamó "prudencia a lo hora de ponernos al volante".

Bago, que presentó ayer la nueva uniformidad para los agentes del departamento de Tráfico de la Guardia Civil, anunció que la puesta en marcha de una campaña para el control de la velocidad, que se desarrollará del 14 al 27 de abril, y que estará especialmente centrada en los puntos y tramos negros de las carreteras de la provincia.

Con esta campaña se pretende no sólo controlar la velocidad sino concienciar al mismo tiempo, apuntó, "el sentido pedagógico de la denuncia inmediata", de forma que los conductores tengan claro que en el mismo momento en el que se comete una infracción, las consecuencias son inmediatas en forma de denuncia y con consecuencias para el infractor.

Bago incidió además en el endurecimiento de las sanciones y condenas relacionadas con los delitos de tráfico y subrayó especialmente las relacionadas con la conducción sin carné.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios