Un viaje por las estrellas

  • La empresa de educación ambiental Platalea ha presentado en la capital su planetario portátill por el firmamento Bajo una cúpula, esta herramienta didáctica desvela los secretos del Universo.

"La contaminación lumínica nos ha robado el derecho a soñar y de disfrutar de una cielo estrellado como el que contemplaban nuestros antepasados". Con esta contundencia, Diego Manuel Vázquez adentraba a los alumnos y alumnas del colegio Santo Angel de la Guarda en el apasionante y onírico mundo de la estrellas.

Estudiantes que tuvieron la suerte de ser los primeros de esta capital y provincia en visitar el planetario portátil, la nueva herramienta didáctica que ha puesto en marcha la empresa onubense de educación ambiental Platalea con el objetivo de dar a conocer, en el interior de una cúpula hinchable de 3,5 metros de altura y 6 metros de diámetro, los secretos del Universo. Cúpula que ofrece un sorprendente viaje hacia las estrellas, sin salir de su redondo y confortable interior.

Este viaje se presenta bajo el lema 'La luz del pasado'y con él, Platalea pretende acercar o desvelar todos los misterios que la astronomía esconde, que no son pocos.

Sobre su esfera el sol hacía su recorrido diario, según pasaba las horas del día. Llegado el ocaso, comenzaba el espectáculo. A mayor oscuridad en el cielo, paradójicamente, más estrellas permitía observar. "Se cree que más de dos millones de estrellas pueblan nuestro sistema solar; en todo el Universo, se estiman más de 8 millones", narraba Diego, alma mater de Platalea, junto a Manuel Mojarro. A la vez que contaba historias y leyendas, Diego mostraba con un lápiz óptico las diferentes constelaciones, mientras explicaba los cambios que se han producido en ellas durante todos estos millones de años. "La estrella polar que ahora contemplamos, no es la misma que veían los egipcios cuando construían las pirámides. Este cambio está motivado por el movimiento de precesión de la tierra. Esta al no ser redonda cien por cien, al ser más ancha por el Ecuador, gira inclinada como una peonza, al tener una mayor atracción esta línea ecuatorial. Este giro tarda en llevarse a cabo 26 millones de años, lo que provoca que esta estrella, que indica el norte, cambie de constelaciones. En el pasado se hallaba en la del Dragón, ahora en la Osa menor, dentro de 10 millones de años se verá en la de Lira".

Con estos comentarios, tan instructivos y didácticos, Diego guiaba a los presentes por este recorrido galáctico. A través de este planetario se visitan, desde diferentes perspectivas, las diferentes constelaciones y casi todos los planetas imaginables, con sus correspondientes satélites y lunas. También, permite adentrarse por el espacio profundo, recalando en nebulosas, galaxias, cúmulos de estrellas. Por otra parte, a través de él, se puede explicar el porqué se producen las estaciones del año, y ver como éstas varían, dependiendo de las latitudes. Asimismo, sin moverse de su cúpula, se puede viajar al expectante futuro, o bien al más remoto de nuestro pasado. De pronto sobre la esfera aparece un meteorito. Este cayó hace millones de años provocando la desaparición de los dinosaurios.

Esta iniciativa pionera en Huelva finaliza con dos proyecciones donde que recogen las peripecias de una viajero por nuestro sistema solar y la formación de éste.

En definitiva, ayer en el colegio Santo Angel de la Guarda se llevó a cabo una odisea por el espacio sin abandonar el gimnasio de este centro docente. Una odisea que puede ser disfrutada por grandes y pequeños, informándote o siguiendo la constelación de Platalea en su web, 'platalea.com'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios