Las ventas de vehículos a particulares sufren una caída del 15,6 por ciento

  • El fuerte retroceso que se ha registrado en las ventas de todoterrenos provoca un descenso del 10% en las matriculaciones · Los onubenses compraron el año pasado un 5% más de coches de lujo

Los onubenses siguen apretándose el cinturón y dejando de lado compras que se consideran menos imprescindibles como ponen de manifiesto los últimos datos relativos a la venta de vehículos en nuestra provincia, que revelan un retroceso del 15,6 por ciento en las compras realizadas por particulares en lo que llevamos de año.

El mes de febrero se ha cerrado en Huelva con un descenso del 10 por ciento en el número de matriculaciones de turismos y todoterrenos, al situarse en los 970 vehículos, según los datos de Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción). Un comportamiento que contrasta con la subida (mínima) del 0,6 por ciento que se ha registrado en el conjunto del país y que ha estado provocado fundamentalmente por el fuerte retroceso que ha habido en las ventas de todoterrenos, con un descenso del 29 por ciento (se han vendido 101 vehículos de este tipo). Además, las matriculaciones de turismos bajaron un 8,9 por ciento al situarse en 869 el número de vehículos matriculados en la provincia.

El descenso en las ventas ha sido generalizado pero es el colectivo de particulares el que más ha influido en el comportamiento. En lo que llevamos de ejercicio, las compras de particulares han caído un 15,6 por ciento respecto al mismo período del año pasado, una cifra superior pero no muy lejana a la que se ha registrado entre las empresas, que también se han contenido a la hora de adquirir un vehículo nuevo dejando un descenso en las ventas del 11,3 por ciento.

Mención aparte merecen las empresas de alquiler, donde se ha registrado la caída más fuerte en los dos primeros meses del año: del 45 por ciento.

También el segmento de vehículos industriales ha registrado un comportamiento negativo en Huelva durante febrero, con 164 matriculaciones, lo que representa una merma del 19 por ciento respecto a las ventas de este tipo de vehículos realizadas en el mismo período del año pasado. A diferencia de lo que ha ocurrido con los turismos, el descenso de los vehículos industriales está en sintonía con el comportamiento que ha tenido el mercado nacional en general, si bien el descenso ha sido más moderado, del 7 por ciento.

Bajan las ventas de vehículos, pero curiosamente el año pasado se cerró con un aumento de las de aquéllos que se consideran de lujo. A lo largo de todo el año se vendieron 55 vehículos de esta gama, lo que supone un 5,8 por ciento más que el año anterior y el incremento más bajo que se ha registrado en Andalucía en este sentido, donde la variación media apunta a un incremento del 17,71 por ciento. Cádiz fue la provincia andaluza donde más subió la comercialización de vehículos de lujo el año pasado (30,3 por ciento) a la que le siguieron Málaga (+25 por ciento), Almería (+19 por ciento), Sevilla (+16 por ciento), Granada (15,4 por ciento), Córdoba (9,5 por ciento) y Jaén (9,4 por ciento).

Un aumento que según Faconauto se explica con la entrada en vigor del nuevo Impuesto de Matriculación, que penaliza desde enero de este año a los vehículos más contaminantes (de lujo, deportivos y todoterrenos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios