Las ventas del pequeño comercio bajan hasta un 40% durante el puente Construcción tiene un día más

  • Es el sector más perjudicado. En la otra parte están turismo y hostelería que sacan beneficios mientras que en las grandes empresas pasa desapercibidoAlgunas empresas de este sector prolongarán el puente hasta el lunes

Comentarios 0

El pequeño y mediano comercio es el que se lleva la peor parte durante estos días, en los que un buen volumen de la población se encuentra en pleno puente laboral. Este sector siente como un inciso, inoportuno, la celebración de una jornada que en la práctica es semifestiva y que rompe la dinámica habitual de la semana. Este sector de la economía pasa por ser el que paga los platos rotos de una tradición laboral existente en este país, que encuentra en esta semana de diciembre uno de sus momentos culminantes. Esa afirmación se sostiene si tenemos en consideración lo que el resto de los sectores de la economía onubense piensan acerca de este puente laboral que, otros años, se ha convertido en un auténtico 'acueducto', tal y como sucedió el pasado año sin ir más lejos.

Pero siguiendo dentro del ámbito del pequeño comercio de la provincia, cabe resaltar las impresiones de empresarios que viven en sus propias carnes el fenómeno. Ese es, por ejemplo, el caso de Manuel Santamaría, propietario de un establecimiento de textil en pleno centro de la capital. Comenta que "al textil le perjudica el puente". Santamaría añade que "durante el puente hay bastante gente que se marcha de Huelva y la que viene de visita no viene precisamente a comprar". A este aspecto, este empresario añade otro más coyuntural como es la mala situación económica que se está atravesando y que "también ya afecta a la clase media-alta que es la que compra de marca".

Santamaría calcula entre un 20% y un 25% el descenso de ventas durante estos días de puente, aunque reconoce que el año pasado fue aún peor dado el modo en que cayeron las fiestas. Aun así y dadas las malas perspectivas económicas, Santamaría se conformaría con repetir los resultados del año anterior y confía en que venga el frío para poder salvar la temporada de rebajas.

Otro de los empresarios para los que el puente laboral representa su cruz es José Rivero, propietario de Juguetoon. Aunque reconoce que la temporada de ventas se presenta con buenas perspectivas, indica que el puente hace caer las ventas "en estos tres días hasta un 40%". Sin embargo, hay una evolución que se va consolidando estos últimos años y es la de los padres que compran los juguetes con más anticipación, temerosos de que se agoten las preferencias de sus hijos.

Un dato significativo al que Rivero apunta en relación al puente actual es que la apertura del domingo no solucionará gran cosa; es decir, Juguetton abrirá sus tiendas mañana aunque admite que no es una decisión que vaya a suponer grandes ganancias, sino todo lo contrario: "Nuestra situación no es como la de las grandes superficies que cuentan con una plantilla que pueden planificar bien. Además, el domingo sólo abrirá, a lo sumo, el 30% de los comercios de las calles del centro. Sería otra cosa si abrieran todos".

El secretario de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Rafael Ávila, da una visión más general de los pros y los contras del puente de la Constitución en lo que respecta a la economía onubense. La conclusión definitiva es que es más positivo que negativo, dadas las características de la economía onubense. Ávila explica que "los puentes tienen una doble cara. De este modo, a las empresas de producción continua no les afectan y tienen el tema resuelto, porque organizan las plantillas de modo que la producción no se para en ningún momento". El secretario de la FOE añade que donde más se puede notar es en algunos de los servicios, como oficinas o despachos en los que hay un día menos de trabajo. Ávila hizo también referencia a otros sectores como el de las chacinas en la Sierra "que en estos momentos están en plena producción y no saben de fiestas ni de puentes".

Pero sin duda alguna, la parte más positiva del puente de la Constitución se la llevan sectores como el turístico o la hostelería y más teniendo en cuenta el enorme peso que tienen en nuestra provincia, lo que se ve favorecido con la llegada de muchos visitantes de fuera de Huelva y que tiene este año la complicidad de una climatología benigna. "Otro sector que puede ver mitigados los aspectos negativos del puente -añadió Ávila- es el del comercio que tiene la posibilidad de abrir el domingo".

Dentro del campo de la hostelería, Manuel Acevedo, que cuenta con un establecimiento en una zona céntrica de la capital, indica que se percibe con el puente un incremento de la actividad aunque evidentemente, éste es más evidente en las zonas turísticas de la provincia que en la propia capital. Acevedo estima que el incremento es del 10% conforme a una jornada normal y que sí percibe ve movimiento de gente que ha venido a nuestra capital desde otros puntos, quizá más incluso que en años precedentes.

Cuando dejamos el sector empresarial y nos vamos al sindical, nos encontramos argumentos semejantes que consideran al puente como algo perfectamente asumido por el ritmo de la economía española y onubense y no como un fenómeno que encaja más o menos mal.

De este modo, el secretario general de CC OO-Huelva, José Delgado, explica que "los puentes, por regla general, están pactados, por lo que no tienen porqué representar problema alguno". Delgado hizo referencia al cómputo anual que se contempla en los convenios de varios sectores, por lo que en ningún caso el puente supone un descenso de las horas trabajadas. Asimismo, hizo referencia de los que "trabajan a turno, que hacen que se mantenga la actividad sin cesar y que ven compensado ese día". También mencionó a sectores como los de Educación o servicios públicos en los que, del mismo modo, los puentes ya están pactados de antemano dentro de un calendario.

Para el secretario general de CC OO-Huelva tampoco pasa desapercibida esa otra cara positiva del puente, como elemento dinamizador de algunos sectores de la economía de la provincia, que se ven, como ya se ha comentado, ciertamente beneficiados.

La construcción y la industria química son dos fundamentos importantes de la economía onubense y en ambos casos el puente se vive con más gloria que pena ya que cuando se llega a fechas como éstas, ya todo está planificado por lo que no hay lugar para la improvisación o las decisiones de última hora.

En el caso de la construcción, tal y como explica Enrique Figueroa, de la empresa Rafael Morales, los puentes no suponen contratiempo alguno al desarrollo del sector, ya que según el convenio se hace un cómputo anual de las horas que se tienen que trabajar, que corresponde a 40 horas semanales. El cómputo deja unos 5 o 6 días hábiles, que suelen ubicarse en los puentes que presenta cada año, por lo que de este modo, todo se planifica con tiempo y evidentemente no supone que se pierda jornada alguna de trabajo.

Con estas circunstancias, Figueroa indica que "los puentes no suponen grandes daños colaterales". Como ya se ha comentado, los puentes cubren los días que sobran y esto se cumple en las empresas más importantes de construcción de la provincia, que son las que se rigen por el convenio de una manera más estricta, por lo que algunas empresas pequeñas pueden estar al margen de lo que se está comentando. Dado que el cómputo de días hábiles aún no está por cubrir, varias empresas del sector -las que siguen el convenio- prolongarán este puente un día más, por lo que tampoco trabajarán el lunes día 10. Figueroa comentó, además, que el hecho de que sea en invierno, aún minimiza más si cabe el efecto del día tomado como libre, ya que las horas de sol son mucho menos que en otras épocas del año.

El otro sector que es fundamental en la economía de la provincia, la industria química, para la que tampoco el puente supone mayor problema. El presidente de la AIQB, Gerardo Rojas, señala que "en nuestras industrias hay dos tipos de actividad: la producción y la administrativa". Por lo que respecta a la primera de las actividades mencionadas, Rojas explicó que "el tema de los puentes no tiene relevancia alguna, ya que los turnos están organizados de antemano, pues se trata de una actividad que no puede pararse, por lo que no existen diferencias entre jornadas laborables y jornadas festivas".

El presidente de AIQB añadió que los puentes sí se cogen en la parte administrativa, sin que esto suponga grandes problemas, ya que "la tarea del viernes se recuperará el lunes, sin ningún tipo de problemas". Otro aspecto en el que sí se puede notar alguna diferencia, aunque también en este caso de importancia más que relativa, "es en el movimiento de mercancías y productos".

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios