Una veintena de negocios abren este año gracias a la 'licencia exprés'

  • El sistema se demanda sobre todo por comercios, oficinas, agencias y despachos

Huelva ha sido una de las primeras ciudades en las que se ha puesto en marcha el sistema de autolicencia. El Ayuntamiento lo implantó en 2010 y desde entonces un total de 127 negocios se han acogido a este sistema, y en lo que va de año lo han hecho ya 20 onubenses, con lo cual se está constatando un incremento considerable en este sistema, que puede llegar a duplicar los datos de años anteriores. Sobre todo han sido pequeños comercios, oficinas, agencias o despachos.

Desde hace dos años, montar un negocio que no lleve aparejado una declaración de impacto ambiental ya no lleva tiempo. El emprendedor sólo tiene que rellenar un documento de Declaración Responsable, de forma que su actividad pueda iniciarse sin previa licencia municipal de apertura desde la fecha de presentación de este tipo de declaración. No obstante, para las actividades que necesiten de calificación ambiental se podrán acoger también a este sistema, aunque tardará unos días más en llegarle la licencia, como ha sido el caso de la Heladería Pura Vida, que ayer visitó el alcalde junto con el concejal de Empleo.

Otra de las ventajas de la Declaración Responsable junto con la celeridad es la reducción de los costos a la hora de abrir un negocio, ya que la tasa que aplica el Consistorio es "muy inferior" a la del procedimiento tradicional, pudiéndose alcanzar un ahorro de hasta el 60%de la tasa de apertura.

Juan Carlos Adame explicó que desde el Ayuntamiento están impulsando nuevas medidas encaminadas a "estimular y facilitar la actividad emprendedora y con ello promover el autoempleo y la creación de puestos de trabajo". Se trata de medidas como los viveros de empresas, las bonificaciones fiscales y la eliminación de trámites burocráticos para la puesta en marcha de nuevos negocios con este sistema de autolicencia.

La autolicencia se tramita a través de la cumplimentación de una declaración en la que el emprendedor garantiza, bajo su responsabilidad, cumplir con los requisitos establecidos en la normativa vigente para el inicio de la actividad coprrespondiente, que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a mantener su cumplimiento durante la vigencia de la actividad. De esta forma la presentación de la declaración responsable habilita al titular de la actividad para iniciar y desarrollar la misma desde el día de su presentación, sin necesidad de esperar una autorización administrativa, y ello sin perjuicio de las facultades de comprobación, control, e inspección que tenga atribuidas la Administración.

Según informó el Consistorio en una nota, la heladería Pura Vida es una iniciativa de un joven autónomo vasco, a la que el alcalde le ha hecho entrega de la licencia y del comercio de ropa Maximini, "un ejemplo de cómo en menos de 24 horas y con tan solo una declaración responsable y el pago de una tasa de 200 euros cualquier onubense puede emprender una nueva actividad comercial en la capital".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios