Los vecinos de La Alquería quieren una plaza pública en condiciones

  • Las zonas comunes del barrio presentan un gran abandono y cuentan con poco mobiliario

Una plaza en condiciones. Esto es lo que piden los vecinos de La Alquería para el barrio. El espacio público ubicado en la entrada de la barriada presenta un gran abandono. Las zonas verdes se han convertido en un lodazal. Están llenas de hierbas y suciedad y la parte pavimentada existente en el centro, entre las áreas ajardinadas, presenta una franja levantada que la recorre a lo largo de toda su superficie.

Los vecinos quieren que se rehabilite esta zona común del barrio. Indican que se podría dotar de más mobiliario público así como de un parque infantil. Comentan que en los últimos años se ha incrementado el número de parejas jóvenes con niños y no hay en la barriada ningún espacio en el que los pequeños puedan jugar.

Las familias con niños pequeños demandan que se dote la barriada de un parque infantil

Uno de los jóvenes que viven en La Alquería critica la falta de servicios y dotaciones en el barrio, "cuando pagamos los mismos impuestos que el resto de los ciudadanos de Huelva, esto es una barriada más". Señala que los pequeños no pueden jugar en las zonas comunes porque "hay pulgas".

La Alquería tenía una asociación de vecinos, que estaba federada a Tartessos, pero ésta dejó de funcionar y ahora las personas que residen en el barrio acuden con sus reivindicaciones a la asociación vecinal de La Ribera. Su presidente, Francisco Ruiz, denuncia que esta barriada no cuenta con un adecuado servicio de limpieza, que no se limpian las calles con regularidad, "allí no van las máquinas de baldeo", a lo que añadió que se recoge la basura de los contenedores "pero no se vacían las papeleras".

Ruiz manifestó que aparte no hay un mantenimiento de los espacios públicos, "las zonas comunes están llenas de hierbas, está muy dejado", a lo que añadió que hay poco mobiliario público. Éste se reduce a unos cuantos bancos y algunas papeleras.

Lo único que se ha modernizado es el alumbrado público. El pasado mes de octubre se sustituyeron dieciocho puntos de luz por nuevas lámparas en vapor de sodio, menos contaminante y más efectivo. También se repararon los soportes de los puntos de luz y el cableado aéreo que se encontraba en mal estado.

Con esta actuación de mejora realizada por la Concejalía de Infraestructuras, se pretendía que todas las farolas de la barriada tuviesen las mismas lámparas y homogeneizar así la iluminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios