"¿Hasta cuándo va a estar Arrimadas escondida?"

  • El PP aprieta a la líder de Ciudadanos para presentar su candidatura a presidir la Generalitat: "Es una oportunidad de oro"

El Partido Popular afiló ayer más su discurso para presionar a la líder de Ciudadanos (C's) en Cataluña, Inés Arrimadas, después de que Roger Torrent aplazara la sesión de investidura. El coordinador general de los populares, Fernando Martínez-Maíllo, preguntó a la candidata de la formación naranja: "¿Hasta cuándo va a estar Arrimadas escondida? Es el momento de presentar su candidatura", escribió en su cuenta de Twitter.

Maíllo señaló que la decisión del presidente del Parlament de aplazar el Pleno de investidura es "producto del recurso presentado por el Gobierno". "Si no, estaríamos ante la investidura de un prófugo". El dirigente del PP recalcó que ahora "hay que proponer un nuevo candidato" y emplazó a Arrimadas a tomar la iniciativa y postularse. En parecidos términos se expresó el vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, quien subrayó que Arrimadas tiene una "oportunidad de oro" para tomar la iniciativa y presentarse a la investidura. A su entender, es una "obligación democrática y ética".

El martillo pilón del PP para azuzar a la política de C's continuó con su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando: "Lo razonable es que Torrent dé la oportunidad de que se presente a la investidura la persona que ha ganado las elecciones y que Albert Rivera permitiera a Arrimadas someterse a ese debate".

La líder de C's no entró al trapo y optó por criticar la decisión de Torrent, a quien acusó de "huir hacia adelante" al aplazar el Pleno de investidura, ya que "no resuelve el problema de fondo" y aumenta la inestabilidad política y económica. "Es cierto que no se ha enfrentado directamente al Tribunal Constitucional, pero tampoco ha resuelto el problema de fondo, que es que Puigdemont no puede ser president", aseguró Arrimadas, abucheada ayer a su salida del Parlament junto a otros diputados constitucionalistas.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, calificó de "desafortunada" la decisión de Torrent y exigió a la mayoría parlamentaria independentista que "abandone" y "se emancipe" de Puigdemont y "no renuncie a gobernar". Sánchez acusó al bloque secesionista de estar "renunciando a gobernar Cataluña".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios