Los turistas enológicos gastan en Huelva un 36% más que el resto

  • El grupo de investigación de la UHU 'Estrategias de Innovación y Desarrollo en la empresa turística" trata de fortalecer los estudios en Turismo · El grupo también ha estudiado el turismo minero

Comentarios 10

El turismo enológico en la provincia de Huelva es un sector incipiente en la actualidad con posibilidades, según los expertos, de ser rentable, aunque aún no se apuesta por él como se debiera. Así lo asegura Alfonso Vargas, el coordinador del grupo de investigación de la Universidad de Huelva 'Estrategias de Innovación y Desarrollo de la empresa turística'. Esta es una de las conclusiones de la última investigación que este equipo ha realizado, centrada en el turismo enológico en Huelva y su provincia. "El turismo enológico podría ser muy rentable por la simple razón de que, según nuestro estudio, el enológico es el turista que más dinero se gasta en Huelva, en 36% más que el resto".

Y es que este grupo de turistas tiene unas características especiales que lo diferencia del resto "cuyo conocimiento es necesario para poder fomentar el turismo enológico adecuadamente". La investigación ha probado que la principal motivación de este tipo de turista es el aprendizaje, que dos de cada tres pasan tan sólo media jornada en el municipio que visitan y que conocen la posibilidad de hacer este tipo de turismo gracias a las recomendaciones de familiares y amigos que ya vivieron la experiencia. En cuanto a la procedencia, el perfil es similar al del resto de visitantes que acude a la provincia de Huelva a conocerla y a disfrutar de ella: por lo general son personas procedentes de otras zonas del territorio nacional, principalmente de territorios limítrofes como Sevilla, Cádiz o Badajoz, y Madrid, una comunidad cuyos habitantes eligen frecuentemente Huelva como destino turístico.

A partir de estas conclusiones generales, los investigadores fijan medidas concretas para potenciar el turismo enológico "poco estudiado y nada tenido en cuenta, no sólo por las administraciones e instituciones pertinentes, sino por los propios empresarios, quienes aún no son conscientes de esta nueva posibilidad de negocio para ellos".

La formación y contratación de profesionales que sean capaces de dar a los turistas toda una lección de enología, ofertar a los visitantes una ruta turística completa que consiga que pasen en el lugar de visita una jornada completa, así como potenciar la publicidad de este tipo de turismo son algunas de las propuestas que se incluyen en el informe de estos investigadores. Además, Alfonso Vargas añade que "es necesario establecer todo un circuito turístico que permita a los visitantes conocer todo el proceso, desde el campo hasta el envasado. Tenemos los recursos necesarios para ello". Pero además del estudio del turista, el documento final también incluye apreciaciones sobre la visión que tienen los residentes de los turistas que visitan su municipio, así como su actitud ante ellos, junto con las opiniones de diferentes especialistas en la materia.

Por lo general, los residentes de los municipios onubenses consideran que el turismo es positivo para su pueblo por lo que su actitud ante los visitantes es favorable. La mayoría piensa que desde el punto de vista económico, el turismo enológico, al igual que cualquier otro tipo de turismo, es muy beneficioso para la provincia ya que tiene la capacidad de crear empleo y, como consecuencia de su fomento, contribuye a mejorar las infraestructuras y los servicios de la zona. En esta línea, Alfonso destaca que "la llegada de visitantes a un municipio refuerza el sentimiento de pertenencia de sus residentes que se muestran más complacientes con los turistas cuanto más se relacionan con ellos". De la misma forma evalúan los expertos los efectos del turismo en las localidades, aunque estos añaden una ventaja más: el Turismo fomenta la conservación de los espacios naturales de la zona, así como del entorno en general, no sólo lo relacionado con este tipo de turismo ya que se pretende transmitir la mejor imagen del lugar objeto de la visita.

Se trata de un conjunto de conclusiones interesantes que hacen de esta investigación un trabajo muy valioso para la expansión turística y, por tanto, económica de la región. La metodología de trabajo ha sido la tradicional. En palabras del investigador principal, "tomamos la Palma del Condado como experiencia piloto, donde realizamos casi 400 encuestas entre sus habitantes y le preguntamos a los turistas desde junio hasta el mes de octubre. Por eso ahora queremos analizar el resto de los meses hasta el final del año pasado".

Pero para que este proyecto sea viable, el estudio de los problemas para su desarrollo es imprescindible. Pero este equipo investigador de la Universidad de Huelva ha hecho bien los deberes. Según el informe final, para que el crecimiento del turismo enológico es necesario insertar la visita a la bodega en una oferta más amplia de actividades de manera que se componga un circuito completo y atractivo para el visitante. Para ello se necesita a gente preparada en la materia que, por una parte sea capaz de diseñar este circuito y, por otra, de llevarlo a cabo. Así, Alfonso Vargas subraya que éstas son algunas de las carencias de las que se aqueja Huelva en este sector del turismo, "actividades para las que tenemos recursos de sobra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios