El trienio Juan Ramón llega a su último año con idea de perdurar

  • Javier Blasco señala que el objetivo es rescatar la imagen "perdida" del Nobel moguereño e indica que "la labor está en marcha y bien encauzada"

Comentarios 1

El trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez llega a su último año con la intención de perdurar en el tiempo. Así lo manifestó el comisario del comité organizador, Javier Blasco, que hizo suyas las palabras de Francisco Silvera "un trienio son más de tres años". Blasco recordó que el objetivo del trienio era rescatar la imagen "perdida" del Nobel moguereño. Indicó que para ello "había que hacer cosas que quedasen", resaltando que la mejor manera de contestar a "tópicos" sobre Juan Ramón Jiménez era reeditar su obra y enseñarla en los centros educativos. En este sentido, aseguró que "la labor está en marcha y bien encauzada".

No obstante, manifestó que todo esto no tendría sentido "si no entendemos que en Juan Ramón Jiménez hay un germen de futuro irrenunciable, no es sólo un autor y una obra del pasado, hay un futuro activo". Explicó que Juan Ramón Jiménez constituye "un activo ético, cultural e incluso económico de extraordinario valor".

Manifestó que atrás quedan dos años de "intenso y fecundo" trabajo, repletos de actividades "que han contribuido a dinamizar la vida cultural" de la provincia onubense. Subrayó que todos estos actos se han sustentado sobre la idea de que Juan Ramón Jiménez "constituye una porción fundamental de la historia presente y parte principal del patrimonio de Huelva, que hay que salvaguardar". Recalcó que "Juan Ramón Jiménez es patrimonio nuestro y forma parte de nuestra memoria colectiva, debe ser accesible a todos".

El comisario del comité organizador del trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez comentó que se están dando pasos importantes en la salvaguarda, catalogación y digitalización de los archivos del moguereño universal, convirtiéndose esos fondos en instrumentos de consulta de estudiosos de su obra. En este punto, apostó por hacer de la escritura de Juan Ramón Jiménez "un motor de la cultura", por convertir su obra "en tarjeta de presentación ante el mundo".

Para este último año del trienio se ha organizado una intensa programación. La presidenta de la Diputación Provincial de Huelva, Petronila Guerrero, señaló que habrá "una presencia constante de Juan Ramón Jiménez en la vida cotidiana de los pueblos de la provincia". Apuntó que "se llenarán de música y teatro los espacios escénicos de los municipios onubenses".

Asimismo, anunció que trasladarán la poesía a las residencias de mayores, se potenciará la creatividad literaria con concursos, y más de cien profesores participarán en unas jornadas de didáctica de la poesía. Guerrero destacó que todas las bibliotecas de los centros educativos "tendrán un ejemplar de obras de Juan Ramón Jiménez".

Por otra parte, hay previstas en Madrid las jornadas 'Juan Ramón Jiménez: la luce delle parole'; se continuará con el ciclo: Juan Ramón de Fondo, con los escritores Clara Janés y Jenaro Talens; se celebrarán unas jornadas en Buenos Aires; la Diputación Provincial de Huelva coeditará con la Universidad de Puerto Rico 'Isla de la Simpatía' y una delegación de artistas onubenses, jóvenes valores de la música, pintura, literatura y escultura, participará en un congreso internacional en Nueva York donde fomentarán la figura del Nobel moguereño. Además la Universidad de Huelva acogerá un simposio sobre 'Juan Ramón Jiménez e Hispanoamérica".

La presidenta de la Diputación manifestó que la programación también contempla una sección sobre Zenobia, en la que se llevarán a cabo talleres de escritura, certámenes literarios y mesas redondas. Por último, resaltó que se está trabajando en una tipografía digital, que se llamará Zenobia y será fiel reproducción de los tipos encargados por Juan Ramón Jiménez, experto y maestro en materia de la edición de libros. Esta tipografía se podrá instalar en cualquier sistema operativo y descargarse de las webs de la Diputación Provincial de Huelva y del Trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez.

Guerrero apuntó que la celebración del trienio no habría sido posible sin la familia de Zenobia y Juan Ramón Jiménez, de la que destacó "su buena disposición". Recalcó que con este ambicioso proyecto, la Diputación "renueva su firma apuesta por la cultura". Comentó que para el organismo supramunicipal programar los actos "ha supuesto un gran desafío por lo dificultoso de estar a la altura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios