El traspaso de una farmacia llega a superar 1,2 millones de euros

  • La menor rentabilidad de estas oficinas hace que las adquisiciones en grupo vayan desapareciendo · La nueva Ley autonómica establecerá algunos criterios nuevos para realizar este trámite

La nueva Ley de Farmacia, aprobada por el Parlamento de Andalucía, tendrá como repercusión más inmediata en nuestra provincia de la apertura de 15 a 20 nuevas oficinas de farmacia repartidas por toda la geografía onubense. Así lo señaló el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Francisco Peinado, quien mostró su satisfacción con el contenido del texto aprobado, a excepción de ligeros matices.

La nueva Ley supone, además, una derrota sin paliativos del colectivo de farmacéuticos que llevan años abogando por la introducción sin límites de las leyes del mercado o liberalización, aunque algunos de los aspectos incluidos podrían considerarse como ligeras concesiones.

Actualmente, la provincia cuenta con 227 oficinas de farmacia, de las que 74 se ubican en la capital. Como ya se ha indicado, de aquí a 2009, habrá un incremento que no parece que sea espectacular, aunque sigue los criterios establecidos por ley de oficinas por habitantes. En ese sentido, en la capital contamos con una farmacia por cada 2.000 personas. La media provincial está en 2.100, aunque hay zonas, por ejemplo en la Sierra, donde la ratio baja. No en vano hay poblaciones que escasamente rebasan los 300 habitantes y sin embargo, cuentan con una. Sin duda, Huelva está bien surtida de este tipo de establecimientos ya que la normativa admite hasta una ratio de farmacia por 2.800 habitantes.

Otro punto es el de los traspasos que quizá sea el más espectacular en este tema. Según fuentes consultadas por este diario, el traspaso de una oficina de farmacia en la capital puede superar sin excesivas dificultades, 1,2 millones de euros lo que a todas luces es una inversión más que importante que los profesionales aceptan como la compra del sueldo y del trabajo para toda su vida. Al menos en la capital, los traspasos no son frecuentes y no llegan a uno al año. Los más recientes se han registrado en el Matadero y Los Rosales.

El precio del traspaso es libre; es decir, lo que el farmacéutico quiera pedir aunque se suele tomar como referencia la facturación que haga esa oficina. El precio final es la suma de esa facturación multiplicada por 2 o por 3. Las causas para proceder a un traspaso son variadas aunque suelen centrarse en disputas familiares o la ausencia de herederos titulados que quieran seguir con el negocio. Al ser la facturación el elemento clave para establecer el traspaso, las oficinas más caras no tienen porqué ser las más céntricas, ya que las que suelen tener mayor ventaja son las que se sitúan cerca de un centro de salud.

Desde este colectivo se indica que pese a lo alto de las cifras que se barajan, parece que no es tan rentable como podía resultar años atrás. Uno de los indicios de que sucede así, es que cae en desuso la compra de oficinas por parte de una agrupación de farmacéuticos y se vuelve a imponer la individual o a lo sumo compartida por un par de socios. Ejemplos de oficinas compradas por asociación de farmacéuticos hay en Almonte y en Huelva, en concreto en la avenida Cristóbal Colón. Sin embargo, de los traspasos más recientes que se han dado en la capital, el de Los Rosales tiene sólo dos socios y la oficina del Matadero la ha adquirido una farmacéutica en solitario.

Otro dato significativo de que no son tan rentables como antaño, es la dificultad que tienen estos profesionales de conseguir un crédito bancario para pagar el traspaso. Una de las razones del descenso en la facturación es el menor coste que los medicamentos, que de manera paulatina se va percibiendo año tras año. Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de los ingresos de una oficina viene de la dispensación de fármacos con prescripción de la Sanidad pública o de entidades privadas y mutuas. La venta de medicamentos sin receta sólo representa el 10% de la facturación.

Volviendo a la apertura de nuevas oficinas, se evidencia que la nueva ley, al menos en un primer estadio, no va a traer grandes cambios. Hay que tener en cuenta que ya en 2005 se hablaba de la apertura de 17 nuevas farmacias, lo que se paralizó a la espera de la aprobación de la nueva normativa. De este modo, no cabe esperar un aumento destacado en relación a las expectativas que se manejaban desde hace tiempo atrás. El presidente del Colegio de Farmacéuticos indicó que la mayor parte se situará en la Costa, por ser la zona con más crecimiento demográfico. No es sin embargo competencia del Colegio señalar dónde se van a poner, sino que es la Consejería de Salud la que tiene el cometido de fijar mediante convocatoria, los lugares. Una oficina que está segura es para Aljaraque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios