El empleo del futuro

El trabajador del futuro debe asumir una "formación permanente"

  • Expertos en Recursos Humanos y en innovación y tecnología abogan por "alinear los programas formativos con las necesidades empresariales"

  • La FP Dual se abre camino

El salón de actos de la Facultad de Derecho estaba repleto de expectación, de interés, e incluso de un encanto especial por escuchar lo que algunos ya intuyen o incluso conocen aunque aún no pueden (o no saben cómo ) llevar a cabo. La materia no era para menos: El empleo del futuro. Un futuro que pasa por saber "adelantarse" a los cambios y sobre todo por ser capaces de convertirse en "aprendices toda la vida" porque si no, estaremos en la misma situación que hoy: las empresas no encuentran en el mercado el talento que necesitan. Así de contundente se manifestaron ayer los expertos que participaron en el II Encuentro de Atlantic Copper Espacio de diálogo en Huelva, que la compañía onubense, propiedad del grupo Freeport-McMoRan, desarrolló en colaboración con la Universidad de Huelva y el diario Huelva Información.

La de ayer no fue una clase habitual. Esta vez, los sillones del aula estaban ocupados en su mayoría por empresarios, representantes de la patronal y del mundo universitario, así como por agentes sociales y de la Administración, que tomaron apuntes de las líneas maestras que ayer se ofrecieron para aprobar con nota el reto de poder alinear la formación con las necesidades que el mundo empresarial tiene para cubrir sus puestos de trabajo. Ésa es la fórmula mágica para encontrar el empleado del futuro, que ha de convivir con las nuevas tecnologías y unos patrones de producción flexibles en los que el modelo colaborativo gane peso.

El futuro inevitablemente está marcado por los cambios tecnológicos, que históricamente han marcado la "cantidad y la calidad de los empleos", aunque ahora el gran elemento diferencial de esta "revolución" que vivimos es "la velocidad del cambio, su profundidad y su amplitud". Lo tiene claro el consejero delegado de Atlantic Copper, Javier Targhetta, y por ello no titubea al afirmar que "los trabajadores del futuro tendrán que asumir y asimilar la formación permanente durante toda su vida para no quedar desfasados en una sociedad en constante y continua transformación".

Pero el aprendizaje debe fluir desde los dos lados: las empresas han de "mostrar la sensibilidad que los jóvenes talentos demandan por la tecnología", han de adaptarse a la cultura digital con la que han crecido las nuevas generaciones y abrir las puertas a la formación y cultura, según la Talent Acquisition Lead West Europe de Microsoft, Blanca Gómez. Durante su exposición, directa y abierta a la intercomunicación con los asistentes, la experta en Recursos Humanos dejó claro que las empresas "están en disposición de atraer el talento", pero la falta de éste obliga muchas veces a "buscar perfiles sin titulación" para que sea la propia empresa la que forme a sus futuros empleados. Y en ese plan de estudios es clave "aprender unos de otros", sentir "verdadera pasión" por el negocio y ser próximos y y proactivos, esto es, convertirse uno mismo en el "responsable de su desarrollo".

Gómez mostró un camino que contempla la ausencia de sedes sociales, que se sustenta en la flexibilidad y que incluso es capaz de mostrar el fracaso como un éxito, siempre y cuando "nos repongamos rápidamente y seamos capaces de seguir".

Las palabras cambio, transformación, talento y formación construyeron ayer el glosario del futuro de un mercado laboral que para el director de Estrategia Corporativa de Sngular, Evaristo Nogales, debe incluir tres elementos: cultura, metodologías y tecnologías. "Son complementarios. Si no existe una cultura de cambio, por mucho que tengas la mejor tecnología, no vale para nada".

Además de las ponencias de Gómez y Nogales, el Encuentro de Atlantic Copper contó con una mesa redonda que, moderada por el director de este periódico, Luis Pérez-Bustamante, marcó la Formación Profesional Dual como elemento clave del futuro, ya que "ofrece la posibilidad de que el alumno esté en contacto con la tecnología y el software más actual y, al mismo tiempo, recibir la formación más novedosa", como resaltó el Senior Project Manager de la Fundación Bertelsmann en Andalucía, Ignacio de Benito, quien insiste de que lo "esencial" para el empleo del futuro es acercar el mundo empresarial al formativo.

La rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, fue la encargada de cerrar una jornada que escribió las páginas de un manual que se dirige desde la experiencia. Asumió el error: "Todos somos conscientes de que debemos hacer el cambio [del modelo educativo], pero no estamos acertando en cómo hacerlo". Y dio una solución: "Hay que replantearlo desde edades más tempranas" porque el cambio es "permanente" e indispensable para el ser humano.

En la mente de todos quedó evidente que "es el futuro el que crea el presente y no al revés".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios