El título de pregonero

Felicidades

Este es el día después. El de pasearse por Huelva con la cabeza alta. El de sentirse lleno de felicidad de ir esperando que llegue a ser realidad lo pregonado. Fernando de la Torre Suárez cumplió con todas las expectativas y nosotros le enviamos este saludo. Felicidades.

Pregón y elecciones

De nuevo volvió a coincidir con las elecciones de Andalucía, como hace cuatro años. Los políticos del PP estuvieron más pendientes del cambio deseado que del pregón. Los concejales del PSOE le echaron la pierna y estuvieron donde debían estar, en la segunda fila. Del PP sólo el alcalde, Pedro Rodríguez, y Manuel Remesal, que componen el escenario. Triste ejemplo la fila vacía dedicada al equipo de Gobierno. Se incorporó como subdelegado del Gobierno Enrique Pérez Vigueras; de nuevo vuelve a estar representado el Gobierno de España en estos actos.

No se despidió

El presidente del Consejo, Modesto Fernández Jurado, no tuvo en la presentación del pregonero la arenga de otros años. Aunque para eso contó con el Homenaje al Cofrade, pero allí va menos gente; aunque se despachó contando su firmeza ante el obispo, lo que tuvo el efecto contrario al deseado. No se despidió, como esperaba la gente. Sustos. Querrá una prórroga. Se habrá arrepentido. Octubre está ahí, a la vuelta de la esquina.

Cambio de sede

La comida de este año no pudo ser en la Casa Colón, convertida en sede electoral, así que todos al campus universitario del Carmen.

Más generosa

La edición del pregón podría ser más generosa. En nada de ello tiene responsabilidad ni el pregonero ni la imprenta. En esto también hay que saber y cuidar la edición. Después de estar subvencionada la publicación y a diez euros el libro, al menos algunas fotos interiores. Otra cuestión es la difusión, que en eso como en otras cosas es una asignatura pendiente. Están las librerías, pero hay bibliotecas y escuelas. El libro del pregón debe llegar a más personas y más si es del calado del de Fernando de la Torre. Es difusión cofrade. Hay que darle más salida que la del día de la venta en el Gran Teatro.

El arte del florista

De nuevo hay que felicitar a Antonio Rivera. Es un artista y así lo volvió a demostrar en el exorno del Gran Teatro. Innovó con respecto a otros años. ¡Qué no hará para día de la coronación canónica de la Victoria! Sin duda alguna, un acierto contar con él para algo que de seguro se recordará siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios