El suministro de ácido de Fertiberia permite el arranque de Nilefos

  • Desde las cinco de la tarde de ayer la planta está en funcionamiento aunque si mañana no se abona la deuda con Enagás se le cortará el abastecimiento

No ha presentado un aval que garantice el pago de la deuda contraída con Fertiberia (que asciende a un millón de euros), pero ha pagado al contado el suministro que Fertiberia autorizó ayer para que pudiese arrancar la planta de Nilefos, que desde el pasado día 11 ha estado parada.

De momento, la actividad está asegurada hasta mañana, ya que Fertiberia ha dado el visto bueno para que se realice el envío de 400 toneladas de ácido diarias hasta esa fecha, justo cuando culmina el plazo que el martes dio Enagás para que se le abonase la deuda que también Nilefos mantiene con esta empresa, que alcanza casi los 300.000 euros. De no efectuarse el pago, se procederá al corte del suministro de gas, imprescindible para mantener activas las calderas que calientan las calderas donde se produce el tripolifosfato que se vende a las empresas de detergentes.

A las 16:45 horas de ayer las tuberías de Fertiberia que conectan directamente con Nilefos comenzaron a funcionar, lo que hizo posible el arranque de la fábrica para que la primera planta (de las tres que existen en la fábrica onubense) comenzase a funcionar con normalidad anoche. De esta forma, la totalidad de la plantilla de la antigua Rhodia consiguió una ocupación real como venían exigiendo desde la semana pasada y tal y como se había comprometido hacer la propiedad a partir del lunes pasado.

Para arrancar la actividad, desde Fertiberia se ha buscado una fórmula intermedia a la exigencia de presentar garantías de pago (la propiedad ha perdido credibilidad ante proveedores y clientes tras la decisión de cerrar sin previo aviso). Así, mientras que Nilefos gana tiempo para encontrar un aval (desde la empresa se asegura que se está trabajando en ello) que garantice el pago, el presidente de Fertiberia ha accedido a suministrar materia prima, pero exigiendo el pago del producto por adelantado.

Ante las dificultades que parece que está teniendo la empresa en conseguir una garantía de pago frente a los proveedores, el comité de empresa ha solicitado a la Junta de Andalucía que se convierta en "una especie de aval, no económico", para que se mantenga el suministro mientras que la propiedad consigue esa garantía que reclaman las empresas que surten de materias primas a Nilefos.

Mientras, los trabajadores seguirán trabajando "dentro de la normalidad posible", si bien esperan que "en breve" puedan disponer de un calendario de negociaciones ya que el último contacto se realizó la semana pasada y en él no se presentaron las alternativas y los datos de viabilidad que orienten a medio y largo plazo la actividad de la planta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios