La siniestralidad subió en Huelva un 11% el pasado año

  • Es la provincia andaluza donde más se incrementaron los accidentes laborales, así como los siniestros en los que perdieron la vida nueve trabajadores

Comentarios 8

Huelva es la provincia andaluza donde más subió la siniestralidad laboral el pasado año, según los datos facilitados por el sindicato UGT, y elaborados por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

La provincia onubense, con 13.046 accidentales de trabajo, experimentó un incremento del 11,69 por ciento en 2007 respecto al año anterior, lo que la sitúa a la cabeza de Andalucía, como también ocurre con los accidentes mortales registrados.

Por sectores, el que registró el mayor número de accidentes fue la industria, con 2.179 heridos leves , 30 graves y un muerto, lo que supone un aumento del 22,07 por ciento, respecto a 2006, aunque según explicó el secretario de Política Sectorial y Prevención de riesgos laborales de UGT, Rafael González, sigue siendo en el que menos siniestros se contabilizan.

A éste le sigue la construcción con 4.493 accidentes leves, 50 graves y 2 mortales, lo que se traduce en un aumento del 14,08 por ciento, si bien los siniestros de mayor gravedad se reducen un 9 por ciento y los mortales se mantienen en dos.

El sector de la agricultura y la pesca experimenta una subida de accidentes laborales del 11,97 por ciento, con 2.359 trabajadores heridos leves, 24 graves y 3 muertos, uno más que en 2006.

Por último, la siniestralidad subió el pasado año en el sector de los servicios, donde se registraron 3.872 accidentes de carácter leve, 39 graves y 3 muertes, un 4,01 por ciento.

A tenor de los datos presentados, los accidentes graves experimentaron un retroceso en todos los sectores salvo en la industria, aunque los leves aumentaron en todos ellos, así como el número de siniestros mortales, menos en la construcción donde se registraron los mismo que en 2006. Así, los leves se incrementaron un 11,91 por ciento, los mortales un 80 por ciento y los graves bajaron un 7,14 por ciento.

Según UGT nueve trabajadores perdieron la vida el pasado año en sus tajos, cuatro más que en 2006, sin contar los cuatro accidentes mortales 'in itinere' (es decir durante el desplazamiento al centro de trabajo o de vuelta de él) y los que se están en trámite de investigación como los registrados en una cantera de Gibraleón y en una chatarrería de Huelva, así como el sufrido por una tractorista en Valdelarco que al ser un trabajador autónomo no se contabiliza, lo que sumaría un total de dieciséis accidentes mortales.

Por edades de los trabajadores accidentados, el tramo comprendido entre los 25 y los 34 años es el que registra el mayor número con un 32 por ciento del total, mientras que el 71 por ciento de los afectados contaban con un contrato de trabajo laboral de menos de doce meses y el 69 por ciento a trabajadores con contratos temporales.

Con estos datos, el secretario general de UGT-Huelva, Jorge Puente, señaló que la siniestralidad en la provincia onubense está vinculada directamente a la precariedad, la temporalidad y la población de trabajadores más joven con menor cualificación y formación en materia de prevención de riesgos laborales.

Puente indicó que los altos índice de accidental responden al modelo productivo del mercado de trabajo de Huelva basado en una precariedad y temporalidad que no se justifica y a la falta de compromiso del tejido empresarial con la siniestralidad, "un modelo y una mala praxis de los empresarios onubenses que también afecta a la pérdida de renta de los trabajadores y su poder adquisitivo".

Según los ugetistas, la única forma de luchar contra esta lacra social, que es la siniestralidad, es a través de la creación de empleo de calidad y de una planificación preventiva correcta y rigurosa.

En lo que respecta al tipo de lesiones, el 75 por ciento de los accidentes han producido lesiones de esguince y torceduras, el 11,8 por ciento han afectado a la espalda, la columna y las vértebras y un 34 por ciento han sido por sobreesfuerzo físico en músculos y huesos.

Rafael González informó también que en lo va de año se han producido dos accidentes mortales en la provincia de Huelva, con el que registró en Astilleros el pasado viernes, a los que habría que añadir otros dos, uno el de un camionero 'in itinere' fuera de la provincia y el de un pescador que apareció muerto.

Además, señaló que tras un año de entrada en vigor del real decreto por el que se aprobaba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecían los criterios para su notificación y registro, los datos no son tampoco demasiado halagüeños, ya que la declaración de este tipo de enfermedades ha descendido un 22 por ciento en España y cerca de un 43 por ciento en Andalucía, situando a la comunidad autónoma andaluza en el primer lugar de todo el territorio nacional en esta materia y doblando el porcentaje registrado en nuestro país.

Este descenso se debe, según ha explicado Rafael González, "al papel que la Ley ha otorgado a las Mutuas de decidir cuáles deben ser consideradas enfermedades de esta índole y cuáles no, por lo que desde el sindicato hemos denunciado esta mala praxis de las mutuas ante la Seguridad Social, organismo que desde septiembre del año pasado está inmerso en un proceso de investigación para dilucidar si realmente las enfermedades declaradas como comunes lo son o hay indicios de que éstas pudieran ser de carácter profesional. Investigación que ya ha dado sus frutos, ya que el 40 por ciento de las declaradas como comunes han sido dictaminadas como profesionales".

Retomando los datos de accidentalidad del pasado año, por detrás de Huelva se situaron las provincias de Córdoba y Cádiz con un aumento del 7,25 y del 3,94 por ciento, respectivamente, y en lo que respecta a los siniestros mortales éstos aumentaron en Málaga un 61,9 por ciento y en Cádiz un 54,6, cifras menores que las que se registraron en la provincia onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios