Los sindicatos mantienen la huelga en la hostelería para el fin de semana

  • Sostienen que el 70 por ciento de los trabajadores viven "en precariedad laboral" y que pierden un 0,9 por ciento de poder adquisitivo cada año

Contratos temporales, bajos sueldos y pérdida de poder adquisitivo. Estos son los motivos que, según los sindicatos, tienen los empleados de la hostelería para secundar la huelga convocada para este fin de semana, que se desarrollará en la provincia a partir de las 00.00 horas de mañana, para protestar por la falta de acuerdo con los empresarios en la negociación del nuevo convenio colectivo.

Los secretarios generales de UGT y de CCOO expusieron ayer los motivos de las centrales para convocar una huelga de dos días a la que están llamados 12.000 trabajadores en el inicio de la temporada alta para el turismo porque el 70 % de los trabajadores del sector hostelero vive en precariedad laboral, según subrayó el secretario general de CCOO, José Delgado, que entiende que el sector de hostelería "no puede soportar las altísimas tasas de temporalidad y de precariedad que padecen y la pérdida de poder adquisitivo", por lo que ofreció "todo el apoyo" por parte de los sindicatos.

Por su parte, el secretario general de UGT-Huelva, Jorge Puente, mantiene que el sector de la hostelería es "uno de los motores fundamentales del desarrollo de Huelva, pero se ha vuelto de espaldas a sus propios trabajadores", ya que "los trabajadores se encuentran en una situación sociolaboral en la se va perdiendo año tras año un 0,9% de poder adquisitivo con relación al precio real y donde el nivel de estabilidad laboral escasamente alcanza el 30% de la plantilla, siendo el porcentaje más bajo de todas las provincias de Andalucía".

El secretario general de la Federación de Trabajadores de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT-Huelva, Manuel Rusillo, ante la inminente huelga denunció que "desde el mes de octubre que se establece la plataforma y desde el día 28 marzo que responden los empresarios diciendo que podrían aumentar los salarios un 3%, sin revisión salarial, se está negociando por debajo del convenio que existe actualmente".

Rusillo señaló que los empresarios "están echando un pulso al sector para comprobar si tiene fuerza con vista a nuevas negociaciones en un futuro", a lo que añadió que "se está amenazando sobre todo a los empleados temporales para que quien acuda a la huelga sepa que al día siguiente está despedido", por lo que creyó que "el sector empresarial juega sucio". A pesar de que las posturas en la negociación se encuentran bastante enfrentadas, el secretario de los trabajadores del sector en CCOO, Manuel Salas, entiende que "las puertas están abiertas para llegar a un acuerdo" incluso el día 4 ó 5 de julio y que "si al final no hay reunión seguirán las movilizaciones" durante toda la temporada.

Por su parte, desde la Federación Onubense de Empresarios, se mantiene que los trabajadores del sector de la hostelería han sido convocados a una huelga por tan sólo un punto de incremento salarial, que es lo que separa la propuesta sindical de la empresarial, a pesar de que la patronal han hecho "importantes esfuerzos por avanzar en sus planteamientos". Así, entienden que "la inmovilidad de las posturas sindicales ha llevado a la ruptura de las negociaciones". Las diferencias entre una parte y otra consisten, apuntan desde la patronal, en que, "ante un acuerdo en la vigencia de dos años, la representación sindical solicitaba para cada uno de ellos el IPC real más un punto, mientras que la representación empresarial ofrecía el IPC real para cada uno de dichos años". Ante esta situación, desde las "asociaciones empresariales se tiene la percepción de que en realidad no ha existido por parte de los sindicatos, en ningún momento, voluntad alguna de acercar posiciones y evitar así el conflicto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios