Los sindicatos anuncian movilizaciones por los "incumplimientos" del SAS

  • Para los representantes de los trabajadores Salud elude los compromisos realizados con el Materno-Infantil

Manifestación antifusión en 2013. Manifestación antifusión en 2013.

Manifestación antifusión en 2013. / alberto domínguez

Los sindicatos de la Sanidad pública onubense se sienten engañados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Ese desencuentro se centra en dos aspectos principales: la renovación en Atención Primaria y el proceso de desfusión de los dos hospitales de la capital. Tal es así que en una reunión que mantuvieron ayer decidieron convocar una primera movilización: el día 27 a las puertas de la Delegación Territorial de Salud.

El proyecto de Materno-Infantil, piedra angular de las demandas sanitarias de la provincia, no se está cumpliendo. Según un comunicado conjunto firmado por todas las fuerzas sindicales, se indica que "la construcción del Hospital Materno-Infantil suponía la piedra angular que permitiría el desarrollo del Juan Ramón Jiménez y con ello el incremento y mejora de la cartera de servicios en la provincia. Sin embargo, el compromiso de que la licitación del proyecto para esa nueva infraestructura se produciría a finales de 2017 o comienzos de 2018 ha sido incumplido".

Concentración sindical para el día 27 a las puertas de la Delegación de Salud

Del Materno-Infantil dependen muchas cosas. Por la promesa de su construcción, los sindicatos admitieron que el Infanta Elena no recuperara Obstetricia ni Pediatría, especialidades a las que tiene derecho pro tratarse de un hospital comarcal. Tal es el enfado de los sindicatos que recuerdan que el Materno-Infantil era "requerido por los sindicatos para aceptar el mantenimiento de Ginecología y Pediatría en el Juan Ramón Jiménez lo que en la situación actual, está siendo reconsiderado por las organizaciones sindicas". Aparte de ese asunto, son tajantes a la hora de valorar el proceso de desfusión que ha de dejar sin validez el extinto Complejo Hospitalario de Huelva (CHUH): el proceso no se ha realizado de manera fehaciente. Como ejemplos de ello, mencionan que "la obligada reasignación de trabajadores a cada uno de los dos hospitales, limitándose a un cambio formal en los nombramientos. El personal sigue prestando sus servicios en el mismo centro en que estaba con la fusión". La situación es tal que "se están realizando contratos en un centro enviándose a la persona contratada al otro, incluso se niega a algunos trabajadores el volver a su hospital original en el que ya vuelve a tener su nombramiento".

Esta política les hace deducir que "la desfusión no es tal al estar siendo utilizado el presupuesto de un centro para cubrir puestos de trabajo del otro". Por todo ello, "cansados ya de promesas y de acuerdos incumplidos" han decidido iniciar un plan de movilizaciones. Del mismo modo, están estudiando, a través de sus servicios jurídicos, la posibilidad de instar ante los tribunales la ejecución de la sentencia por la que se anulaba la fusión hospitalaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios