La segunda protesta contra la reforma laboral congrega a miles de onubenses

  • Los sindicatos exigen al Gobierno que la retire "porque sólo va a generar tensión y problemas sociales" · Señalan que la convocatoria de la huelga general dependerá de la disposición del Gobierno a dialogar

Comentarios 25

Segundo toque de atención al Gobierno central para que retire la reforma laboral. Miles de personas -20.000, según los sindicatos convocante UGT y CCOO- se echaron ayer a la calle en defensa del empleo y la justicia social, respondiendo así a la convocatoria de la Confederación Europea de Sindicatos como medida de protesta ante las políticas de recortes que se están imponiendo desde Europa, protesta que en la capital onubense se focalizó en la reforma laboral.

Bajo el lema No a la reforma laboral. ¡Basta ya!, no a los recortes, la manifestación partió en torno a las ocho de la tarde de la Avenida de Andalucía para finalizar en la Plaza de las Monjas, donde se leyó un manifiesto. Entre los manifestantes estaban las cúpulas provinciales del Partido Socialista y de Izquierda Unida, encabezadas por el secretario provincial del PSOE, Mario Jiménez, y los coordinadores regional y provincial de IU, Diego Valderas y Pedro Jiménez, respectivamente.

Ésta es la segunda vez que miles de ciudadanos salen a la calle para mostrar su rechazo a la iniciativa del Gobierno de Rajoy. Los sindicatos consideran que la reforma laboral supone el mayor atentado contra los derechos de la clase trabajadora en los últimos treinta años y que no va a servir para crear empleo. Subrayan que su objetivo es "colocar el mercado de trabajo al servicio de los empresarios y desregular las relaciones laborales", por lo que piden que se retire de manera inmediata. La huelga general es una posibilidad que sigue estando encima de la mesa; que se convoque o no dependerá de la disposición del Gobierno a dialogar. Así lo advirtieron desde UGT y CCOO.

El secretario general de CCOO en Huelva, Emilio Fernández, señaló que no la descartan, pero quieren ver primero la reacción de la sociedad "y en función de eso tomar una determinación, pero va a depender más que nada de la posición política del Gobierno. Nosotros hemos pedido diálogo".

El secretario general de UGT en Huelva, Jorge Puente, que apuntó que con esta reforma laboral se está pretendiendo cambiar la manera de entender el modelo social y económico, manifestó que "los ánimos se van caldeando cada vez que se conocen más detalles del contenido de la reforma, va generando mucha más indignación". Indicó que a los parados y a los jóvenes "le quitan el empleo y el salario y le están ofreciendo como alternativa el trabajo voluntario, totalmente gratis. Estamos ante una situación que o somos capaz de revertir o no va a haber futuro para nadie".

El secretario general de CCOO en Huelva explicó que la manifestación de ayer "es una nueva demostración de la capacidad de respuesta de la clase trabajadora frente a una agresión brutal por parte del Gobierno de Mariano Rajoy". Recalcó que la clase trabajadora "no acepta el recorte de derechos ni que se le cambie el modelo de relaciones laborales", por lo que pide al Gobierno que abra un proceso de diálogo con las organizaciones sindicales y "retire la reforma laboral impuesta unilateralmente porque sólo va a generar tensión y problemas sociales".

Según el secretario provincial del PSOE, la política de recortes de derechos "es lo único que la derecha está siendo capaz de poner encima de la mesa para combatir la situación de crisis". Jiménez aseguró que la reforma laboral no va a resolver los problemas económicos de España, "no va a crear más empleo; al contrario, va a producir un incremento masivo del desempleo, va a convertir las relaciones laborales en la ley de la selva, está hecha contra los trabajadores y la negociación colectiva, por eso tiene que tener una respuesta en la calle y política el 25 de marzo". Destacó que en Andalucía es donde menos ha crecido el desempleo desde 2008.

Para Valderas, la reforma laboral "es injusta y lesiva para los intereses de la mayoría social", por lo que "no hay más salida que la movilización y, si ésta no resulta y el Gobierno no dialoga y retira la reforma laboral, habrá que llegar a la huelga general, si es necesaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios