Los sanitarios incidirán en la meta de formar en salud a la ciudadanía

  • Presentada la Estrategia de Formación del sistema sanitario público

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha acogido la presentación provincial de la nueva Estrategia de las Políticas de Formación del sistema sanitario público de Andalucía, una herramienta concebida para dar respuesta a las necesidades y expectativas de los profesionales y mejorar la calidad de la atención, priorizando el impacto positivo en la salud de los ciudadanos. Esta presentación se viene realizando en todas las provincias de la comunidad autónoma.

La directora general de Investigación y Gestión del Conocimiento, Teresa Molina y el director-gerente del Juan Ramón Jiménez, Antonio León, han acompañado a la directora de la Estrategia, María Ángeles Bonilla, en esta presentación dirigida a los profesionales de los centros hospitalarios y de Atención Primaria, donde se ha puesto en valor la importancia de esta herramienta que guiará las políticas formativas de la Administración sanitaria andaluza.

El objetivo es una permanente participación de los profesionales

El nuevo modelo formativo para profesionales, futuros especialistas, estudiantes de grado, posgrado y Formación Profesional posibilitará que el mejor conocimiento esté disponible para dar respuesta a las necesidades de los profesionales, de la organización y de la ciudadanía, con el compromiso de asegurar la calidad asistencial del sistema sanitario y los resultados en salud de la población. De hecho, se incorporará el impacto en salud como criterio de evaluación de las acciones. Asimismo, de forma novedosa se ha incluido la formación en salud para la ciudadanía como una herramienta fundamental para empoderar a los pacientes en un modelo de asistencia moderno.

Salud ha valorado la necesidad que existe de realizar una reflexión profunda que permita identificar el tipo de profesional que requerirá el sistema sanitario, a medio y largo plazo, para dar respuesta a las necesidades de salud de la ciudadanía y a las expectativas de los propios profesionales. En este sentido, la cronicidad, el cambio de patrón epidemiológico, el envejecimiento de la población, los avances de la tecnología o el empoderamiento de los pacientes y el papel del autocuidado, son retos que determinan la necesidad de definir las competencias y capacidades que han de tener los profesionales del sistema sanitario del siglo XXI y, en consecuencia, los procesos de formación que deben impulsarse para facilitar su adquisición.

En este contexto, la Atención Primaria es una prioridad absoluta de la organización, por lo que en los planes de formación continuada se reforzará el papel de este nivel asistencial y su protagonismo como eje vertebrador en el sistema, al igual que los de formación sanitaria especializada, formación de grado y posgrado o formación profesional. Igualmente, se promoverá el prestigio y los valores propios de las especialidades de Atención Primaria y la formación continuada en este nivel asistencial se adecuará a los significativos cambios previstos tanto en la ordenación de la asistencia como en la potenciación de la cartera de servicios de los centros de Atención Primaria, dentro de la Estrategia de Renovación de Atención Primaria impulsada por Salud.

La Estrategia de Formación se ha entendido desde el primer momento como eminentemente participativa, con el fin de incorporar la visión, necesidades y expectativas de los profesionales. De hecho, han participado en su elaboración, de manera activa y directa, más de 1.000 profesionales pertenecientes a la sanidad pública andaluza, las universidades y la administración educativa, así como a otras instituciones y organizaciones, como sociedades científicas, colegios profesionales, organizaciones sindicales y proveedores de formación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios