La reforma del muelle pesquero abrirá 6 hectáreas al ocio ciudadano

  • Un concurso de ideas definirá la transformación radical de la Glorieta y la zona Norte del Muelle de Levante para incorporar usos lúdicos-comerciales y arquitectura de vanguardia · Las obras arrancarán en 2010

Comentarios 3

Plus turístico y nueva conquista de la ciudad: para el horizonte de 2013, Huelva ganará un kilómetro de frente portuario abierto al ocio y al comercio compatible con la industria pesquera y el aditivo de una arquitectura de vanguardia. Promoviendo un modelo urbanístico mediterráneo (integración Ría-ciudad), el Puerto y el Colegio Oficial de Arquitectos convocarán el mes próximo un concurso de ideas para la remodelación de la Glorieta y la zona Norte del Muelle de Levante, una actuación de gran envergadura que ganará suelo a la lámina de agua y transformará radicalmente todo el entorno del centro comercial Aqualon y del muelle de las canoas.

Según anunció ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva y ex alcalde de la capital, José Antonio Marín Rite, la previsión es que el año que viene puedan comenzar unas obras con las que Huelva mantendrá su vocación pesquera, adaptándola a las circunstancias actuales y "a las exigencias sanitarias que demanda el Estado español, pudiendo además liberar espacios que permitan penetrar en el cantil del Muelle de Levante y permitir su uso por parte de la ciudadanía".

Desde comienzos de año llevan incubándose los trámites y objetivos de esta operación en una ronda de reuniones con varias instituciones implicadas, destacando una "excelente y constante cooperación con el Ayuntamiento de Huelva y la Gerencia Municipal de Urbanismo", apuntó el presidente del Puerto. Este prólogo de contactos con distintos ministerios y organismos ha sentado también una suerte de brainstorming sobre "los distintos usos lúdicos y culturales que podrían incorporarse con la ordenación del entorno del muelle", señaló Gonzalo Prieto, decano del Colegio de Arquitectos.

Será el inminente concurso de ideas (cuyo fallo se conocerá a finales de verano) el que determine el volumen de inversión que requerirá este macroproyecto si bien, como mínimo, la estimación presupuestaria inicial es de 8 millones de euros (un montante "flexible y a abierto a otras participaciones"), en la doble línea de inversión que supondrá la urbanización y las edificaciones singulares en las que se reubicarán las naves de la actual zona de la Lonja. Así lo explicó ayer el arquitecto Luis Marquínez, que se encargará de asesorar y coordinar esta actuación del Departamento de Planificación e Infraestructuras del Puerto por su veteranía y "experiencia contrastada en temas de pesca, -dijo Marín Rite- como ya demostró con su trabajo parlamentario en defensa del sector".

En la presentación oficial del proyecto, que tuvo lugar ayer en las cocheras del Puerto, Marquínez dio cuenta de la transcendencia que tendrá esta remodelación para la capital onubense, abarcando un frente fluvial de 575 metros, un kilómetro de frente portuario y una superficie de 65.000 metros cuadrados que ocupan actualmente 124 módulos de exportación de productos pesqueros, de los que hay un 20% que ya están desocupados. Esta merma de uso y la evolución sectorial justifican los planes para adaptar el polígono a una pesca "más urbana" que podrá conciliarse con restaurantes, equipamientos culturales o espacios libres para el disfrute del paisaje.

Desde que en 1969 se inauguraran las actuales instalaciones pesqueras de la ciudad (último hito en una evolución histórica intrínsecamente ligada a la pesca desde la época fenicia) el sector ha cambiado enormemente, las flotas se han desplazado hacia el Sur, la ciudad se ha ido expandiendo y reestructurando y el Puerto ha ido revisando sus retos para la integración de Huelva en su frente fluvial, una deuda histórica. "La Glorieta Norte -recapitulan desde la Autoridad Portuaria- ya es un alcance ciudadano, el viejo dique es el nuevo barrio de Pescadería, la Avenida Francisco Montenegro es el nuevo paseo marítimo y en estos momentos la nueva propuesta es la de volver a modernizar y adaptar todos los servicios portuarios pesqueros para abrir la zona Norte del Muelle de Levante a todos los ciudadanos [...], involucrándonos en las vivencias de nuestra actividad tradicional combinada con otros posibles usos lúdico-comerciales compatibles, generando un extraordinario hito urbano ligado al agua".

Al margen del área de actuación, se hará también una intervención perimetral aún por definir en el concurso, en la avenida Norte (tramo anterior al Paseo de la Glorieta) y la Avenida de México, donde se encuentran los accesos a las antiguas locomotoras del Puerto, una de las cuales alberga el Centro de Documentación de la Autoridad Portuaria y la otra se rehabilita actualmente como un centro cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios