políticas sociales

Un reconocimiento a las mujeres que dejan huella

  • Marina Méndez, Josefina Lezcano, la asociación Emilia Pardo Bazán y el SAVA reciben el Premio Marismas

  • La XVI edición llena el salón de plenos del Ayuntamiento

Los Premios Marismas: Mujeres por la Igualdad han vuelto a reivindicar el importante papel de mujeres luchadoras que han trabajado y trabajan desde hace bastante tiempo por un mundo mejor. La edición de este año, la decimosexta, contó con once candidaturas propuestas y, finalmente, han sido galardonados cuatro referentes femeninos en diversos ámbitos: Marina Méndez, la asociación de Mujeres Progresistas Emilia Pardo Bazán, el Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA) y Josefina Lezcano.

En la tarde de ayer tuvo lugar en el salón de plenos del Consistorio el acto de entrega de estos premios, en una gala presentada por la periodista Ana Gil y que contó con la presencia de numerosas autoridades, representantes, colectivos y asociaciones vecinales de la capital. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, presidió el acto y señaló que las mujeres y colectivos premiados "suponen un ejemplo de lucha y superación y un aliento e impulso para favorecer la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres".

El acto lo abrió la alcaldesa infantil de la ciudad, Marina González, quien leyó un discurso sobre la igualdad entre hombres y mujeres. Además, la gala contó con el acompañamiento musical del grupo Limeranza, que interpretó algunas canciones de Manuel Carrasco y unas sevillanas de Los Marismeños.

La deportista Marina Méndez recibió el galardón en la categoría de Deportes. Esta nadadora con síndrome de Down, reconocida por la Junta de Andalucía como deportita de Alto Rendimiento, ha cosechado numerosos premios, entre ellos el título de subcampeona de Europa en 400 y 800 metros libres. Méndez, que dedicó el premio a su padre y a su hermano -quienes le iniciaron en el mundo de la natación-, aseguró que gracias al apoyo de las familias y de los entrenadores "es posible alcanzar lo que nos propongamos tanto en la vida como en el deporte".

La segunda de las premiadas, en la categoría de Participación, fue la asociación de Mujeres Progresistas Emilia Pardo Bazán. Desde 2009, este colectivo ayuda a jóvenes y adolescentes en la difusión y promoción de los valores de igualdad, mediante la realización de talleres en los centros educativos onubenses con objeto de erradicar la violencia de género. El galardón lo recogió su presidenta, María José Fernández, en compañía de la junta directiva de la asociación.

En la categoría de Conocimiento, recibió el Premio Marismas el SAVA. Este organismo de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía llegó a Huelva en 2002 y ha atendido durante estos años a numerosas mujeres, por lo que se ha querido reconocer su trabajo en pro de la prevención y protección de las víctimas de delitos, especialmente a las víctimas de la violencia contra la mujer. Fernando Romero, coordinador del SAVA, recogió el galardón junto a otros directivos. Una compañera se encargó de realizar un discurso en el que mostró su agradecimiento y quiso compartir el reconocimiento "con los profesionales que se esfuerzan por hacer el camino de las víctimas más llevadero".

Por último, Josefina Lezcano, presidenta entre 1991 y 2015 de la Federación Provincial de personas con discapacidad física y orgánica Cocemfe Huelva, recibió el trofeo en la categoría de Referente social. Natural de Cortegana y onubense de adopción, la galardonada ha sido pionera en la participación en proyectos europeos y en la creación de viviendas tuteladas para personas con discapacidad. Lezcano destacó en su discurso los "25 años de lucha por las personas con discapacidad", aunque continúa en la actualidad con su trabajo, en la sombra. La dedicatoria del galardón fue dirigida a las madres de niñas y mujeres discapacitadas, por todo el esfuerzo que realizan diariamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios