La recaudación tributaria de la Junta cae un 21,54% en Huelva

  • El desplome de la venta de viviendas de segunda mano se deja sentir en el Impuesto de Transmisiones, con una caída del 37,09% · El primer trimestre del año renta en las arcas autonómicas 25,75 millones

61,11%

Los efectos que la crisis deja en las economías domésticas se reflejan en las cuentas públicas. Los onubenses compran menos y eso se manifiesta de forma clara en el pago de impuestos que se aplica a cada transacción. Huelva sigue la tendencia que dejó el cierre del último ejercicio (la recaudación tributaria por los impuestos que gestiona la Junta de Andalucía cayó un 31%) y acumula en los tres primeros meses del año un descenso del 21,54%, según los datos de la Consejería de Economía y Hacienda. Un descenso en el que mucho tiene que ver el desplome que sufre el mercado inmobiliario y que se traduce en una merma de 7,07 millones en los ingresos públicos.

La recaudación de la Junta de enero a marzo ha superado en Huelva los 25,75 millones, lo que supone un descenso del 21,54% respecto a la cantidad que ingresó en el mismo período del año pasado (ocho puntos por debajo del descenso medio andaluz), cuando el cobro de los tributos de gestión propia superó los 32,86 millones. El bajón ha llegado de la mano de los impuestos indirectos (los que gravan el consumo), que representan el 61,11% de la recaudación total. Han caído un 33,29%, que es lo mismo que decir que la Junta ha dejado de ingresar sólo por esta partida 7,86 millones (más de los que pierde en el cómputo global). Y dentro de la recaudación por impuestos indirectos, es la de transmisiones patrimoniales la que más se resiente de la crisis: en los tres primeros meses del año los ingresos por este concepto han disminuido un 37,09%. Disminución que se explica por la caída en picado de la venta de viviendas usadas en la provincia, (casi del 50%), ya que cuando se compra un inmueble de segunda mano se debe pagar este impuesto, con un tipo del 6% sobre el valor real de la adquisición, que normalmente coincide con el que se declara en la escritura y cuyo importe llega a la Junta de Andalucía (en la compra se aplican además el IVA, en el caso de una vivienda nueva, y el IBI).

También está relacionado con el mercado inmobiliario la segunda partida más afectada, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (se debe abonar en la constitución de hipotecas o ampliación de capital de las empresas), que representa más de una tercera parte (36,46%) de todos los ingresos tributarios. Desciende un 30,62%, lo que supone un recorte en los ingresos de la Junta de 4,15 millones. En el paquete de impuestos indirectos se incluyen además los ecológicos, los que pagan las empresas por la emisión de gases y residuos, que representan el 1,44% de la recaudación total y también han bajado (-33,35%).

La bolsa de tributos de gestión propia de la Junta se completa con los impuestos directos, que han tenido un comportamiento bien diferente, como ya ocurrió en el cierre del año pasado (+25%). La subida en el primer trimestre de este año (33,70%) la ha impulsado especialmente el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se debe abonar después de recibir bienes en una herencia o tras percibir una donación u obsequio que supere un determinado importe. En ambos casos se obliga a pagar parte de esas 'ganancias' a la Administración. Pagos que este año han superado con creces a los del anterior (+30,22%) hasta el punto de casi duplicar el peso que tienen sobre la totalidad de los tributos (14,79%).

Respecto a las tasas, precios públicos y otros impuestos, que completan la recaudación de la Junta cayeron un 3,17%, algo a tener muy en cuenta, más aún si se considera que el pago de ellos representa casi la cuarta parte (23,70%) de los ingresos de la Junta por tributos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios