Las químicas reducirán un 5% el consumo de energía y las emisiones de CO2 al año

  • El ahorro equivale al consumo de energía de 114.520 viviendas y a las emisiones de 105.000 vehículos · Huelva ha concentrado en 55 por ciento de los incentivos concedidos por la Junta de Andalucía para el desarrollo energético sostenible

Comentarios 13

Las industrias químicas de Huelva reducirán a partir de este año tanto su consumo de energía como sus emisiones de CO2 gracias a la puesta en marcha de más de 40 proyectos de ahorro y eficiencia energética incentivados por la Junta de Andalucía. Desde la Asociación de Industrias Químicas y Básicas (AIQB) se calcula que ese ahorro supone una media del 5 por ciento tanto del consumo tipo anual de las empresas como de las emisiones de CO2.

El ahorro se llevará a cabo gracias a 41 proyectos impulsados desde grandes empresas del Polo Químico (Cepsa, Ence, Ertisa, Enagás, Atlantic Copper y FMC Foret), que permitirán reducir un total de 91.192 toneladas equivalentes a petróleo (tep) al año, la misma cantidad que por término medio se consume en 114.520 viviendas; es decir, que la energía que las químicas van ahorrar es la misma que se consume en casi la mitad (el 42 por ciento) de los hogares que existen en la provincia.

Además, este ahorro vendrá aparejado de una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera de un total de 258.184 toneladas al año, la misma cantidad que se conseguiría ahorrar retirando de la circulación unos 105.000 vehículos, el 1 por ciento de la cifra global existente en todo el país, según el presidente de AIQB, Gerado Rojas.

En total han sido seis las empresas de AIQB que se han apostado por esta disminución del consumo, que se entiende como un factor determinante para garantizar la competitividad, tanto económica, como en términos de sostenibilidad, de las industrias. Así, de los 41 proyectos, más de la mitad (21) pertenecen a Cepsa, con los que se prevé un ahorro de energía primaria de 46.849 tep anuales, así como la reducción a la atmósfera de cerca de 141.951 toneladas de emisiones contaminantes. Ence, por su parte, ha presentado diez proyectos de mejora de la eficiencia energética, con los que se podrá ahorrar 19.333 tep al año de energía primaria y evitar la emisión de 55.242 toneladas de CO2. Por su parte, Ertisa, Enagás, Atlantic Copper y FMC Foret han presentado otros diez proyectos, que también incluyen auditorías energéticas, con los que se prevé un ahorro de 25.010 tep anuales y un ahorro en emisiones contaminantes de 60.991 toneladas de CO2.

Para la puesta en marcha de estos proyectos las empresas han tenido que realizar una inversión superior a los 54 millones de euros, de los que 9,1 han llegado a través de los incentivos de la Junta de Andalucía, previstos para el desarrollo energético sostenible a través de la ORden de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible del 29 de noviembre de 2007. Según destacaron tanto el presidente de AIQB, Gerardo Rojas, como la presidenta de la Agencia Andaluza de Energía, Isabel de Haro, las ayudas concedidas por la Junta a las empresas de AIQB representan el 55 por ciento de todos los incentivos concedidos en Andalucía a los proyectos de reducción de consumo y transformación de energía, lo que se interpreta como una fuerte apuesta por parte de las industrias onubenses para avanzar en una producción sostenible. Y es que, además, el ahorro energético de Huelva representa el 54 por ciento del que se registra en Andalucía, mientras que las reducciones de CO2 que registrarán las industrias de AIQB suponen el 46 por ciento de las que habrá en la región gracias a las ayudas.

Según destacaron ayer desde AIQB y la Junta de Andalucía, lo beneficios obtenidos por las industrias de Huelva forman parte del conjunto de actuaciones incluidas dentro del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener 2007-2013) que contempla la instalación de energías renovables, auditorias energéticas e incentivos para la sustitución de maquinarias y equipamientos, entre otros. Así, el Pasener destinará 641 millones de euros al fomento de las energías renovables solar, eólica y de biomasa, con el fin de minimizar la actual dependencia de los recursos fósiles; a las medidas de fomento del ahorro y la eficiencia energética; al desarrollo de nuevas infraestructuras, y a programas de formación y promoción de la nueva cultura energética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios