Ocho puntos negros, cinco menos que en 2006

  • Los tramos peligrosos se sitúan en un vía comarcal, otra autonómica y tres nacionales

La Dirección General de Tráfico reconoce en las carreteras de la provincia de Huelva un total de ocho puntos negros, cinco menos que los registrados en el año 2006. La carretera de la Sierra, la N-435, sigue siendo la que cuenta con más tramos peligrosos al mantener los cuatro que ya tenía en 2006. Junto a ésta carretera, otras dos nacionales (N-431 y N-442), una regional (A-494) y una comarcal (H-30) son las que reúnen los ocho puntos negros de tráfico.

Los puntos negros que se han eliminado corresponden a cuatro carreteras autonómicos y a una nacional. Las cuatro autonómicas que han quedado liberadas de los tramos peligrosos son la A-484 que va de la A-49 a Almonte (pasando por Bonares y Rociana del condado), la A-495 entre Gibraleón y Cabezas Rubias, la A-497 entre Huelva y Punta Umbría, y la A-5056 entre Lepe y La Antilla. Y la carretera nacional que también ha eliminado el punto negro ha sido la N-433 entre Higuera de la Sierra y Rosal de la Frontera, concretamente el punto kilométrico 110,8 donde en el año 2006 se registraron un total de tres víctimas mortales.

La única carretera comarcal que tiene un punto negro es la H-30 que comunica la capital con Gibraleón y lleva años pendiente de que se termine el desdoble de la vía. Esta es una de las carreteras de la provincia que soporta un importante flujo de vehículos diario.

También la A-494 que comunica Moguer y Matalascañas es la única autonómica que cuenta con un punto negro de tráfico que se sitúa en el kilómetro 10,6, se trata de un tramo de 100 metros que es peligroso en sentido ascendente.

De los cuatro puntos negros de la N-435, tres de ellos se encuentran en la última parte de su recorrido, al norte de la provincia. El cuarto está muy cerca de San Juan del Puerto, se trata de un tramo de 200 metros donde en 2007 hubo accidentes que dieron como resultado tres víctimas.

El punto kilométrico 119 de la N- 435, el cruce de Encinasola, es peligroso en ambos sentidos. En el año 2007 también se saldó con accidentes que causaron tres víctimas. Los otros dos puntos negros de esta carretera son el 151,3 y el 174,5 (en El Patrás y Zalamea) donde existen tramos peligrosos de unos 100 metros. El primer punto es peligro en el tramo ascendente y el segundo en ambos sentidos.

Las otras dos carreteras nacionales que cuentan con puntos negros son la N-442 entre Huelva y Mazagón y la N-431 entre Cartaya y Lepe.

En la primera, N-442, es el punto kilométrico 10,4 que se sitúa en el cruce de La Rábida donde se concentra el riesgo, habiéndose registrado 4 víctimas.

Respecto a la carretera N-431 el tramo peligroso de 100 metros se sitúa en torno al punto kilométrico 110,8 en ambos sentidos.

Finalmente señalar que ayer se detectaban obras en dos tramos de carreteras de la provincia que precisamente se situaban en la A-49, una de las vías donde la Dirección General Tráfico prevé en estos mayor densidad de circulación. Se localizaban en las proximidades de Bollullos par del Condado y en la de Hinojos. Sin embargo se concluyen a lo largo de la mañana de ayer o quedaron completamente paralizados tal y como contempla la normativa de circulación de cara a la puesta en marcha del dispositivo especial, porque "todas las carreteras tienen que estar limpias para no interrumpir la circulación", concluyó ayer el jefe provincial de Tráfico, Andrés Sánchez Buenaposada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios