El puerto de Sevilla minimiza la repercusión de Majarabique

A pesar de las protestas que ahora hace poco más de un año se escucharon procedentes de entidades económicas sevillanas y de la propia Autoridad Portuaria hispalense con su presidente Manuel Gracia a la cabeza, durante la presentación de los resultados de dicha institución en el pasado ejercicio, éste trató de minimizar la repercusión que el área logística de Majarabique ha tenido en sus números que, no obstante, han tenido un resultado negativo tanto en tráficos como en el transporte ferroviario.

Manuel Gracia, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, reconoció que la gestión del nudo logístico de Majarabique en manos del puerto de Huelva supuso "un descenso de un 10% en el transporte ferroviario". El director del Puerto, Ángel Pulido, ha matizado que otro factor en el descenso de mercancía vía tren se ha debido a la decisión de empresas para trasladar la zona de carga al polígono La Negrilla, ya que ''se pierden unas tres horas en el acceso al Puerto de Sevilla por tren''.

Manuel Gracia dice que "apenas supuso un 10% menos de tráfico ferroviario"

El Puerto de Sevilla ha cerrado 2017 con un tráfico de mercancías que alcanza los 4,5 millones de toneladas, lo que supone una caída del 5,3 por ciento, respecto al pasado año. Este descenso viene marcado por la caída en el tráfico de contenedores, lo que desde el Puerto achacan a la marcha de barcos de Acciona y Termisur a los puertos de Cádiz y Huelva, respectivamente.

Mientras tanto, la Autoridad Portuaria recogía los frutos de su planificación estratégica con un nuevo récord de tráfico que superó las 32 millones de toneladas y un espectacular crecimiento en el de contenedores que se quedó cerca de los 60.000 teus que, con los planes de ampliación de la superficie del Muelle Sur, podrían llegar a un número de seis cifras antes de la previsión del ejercicio del 2022 para lograrlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios