Una publicación sobre el Tinto destaca el valor científico del río

  • El libro, patrocinado por la Consejería de Medio Ambiente, la Fundación Cultural Cajasol y la Fundación Río Tinto, es obra del escritor Ricardo Amils, el periodista de 'Huelva Información' Rafael Moreno y el fotógrafo Julio Segura.

La obra 'Río Tinto... Viaje a Marte', escrita por Ricardo Amils, prologada por Juan Pérez Mercader, con fotografías de Julio Segura y bajo la dirección editorial del periodista de Huelva Información Rafael Moreno, rememora la singladura de este río que permitió la localización de una zona minera de gran riqueza, una de las más antiguas de la humanidad, y el desarrollo de prácticas metalúrgicas admiradas por las distintas civilizaciones del Mare Nostrum.

La publicación, de carácter divulgativo, educativo y científico, ha sido patrocinada por la Consejería de Medio Ambiente, la Fundación Cultural Cajasol y la Fundación Río Tinto, y fue presentada hoy por la directora general de la Red de Espacio Naturales Protegidos, Rosario Pintos, y la delegada de Medio Ambiente de la Junta en Huelva, Isabel Rodríguez, según informó la Delegación del Gobierno andaluz en una nota.

En la actualidad, el interés científico del río ha despertado la curiosidad de la comunidad internacional. Así, y según indicó el doctor Ricardo Amils, el descubrimiento en Marte de minerales que en la Faja Pirítica se deben a la actividad microbiológica "ha hermanado el río Tinto con el planeta rojo".

El cauce del río Tinto, una franja de 57 kilómetros que se extiende a lo largo de once municipios de las provincias de Huelva y Sevilla, fue declarado Paisaje Protegido en 2005 por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La primera sorpresa de la obra llega de la mano del astrofísico onubense Juan Pérez Mercader, quien afirma que "si existió vida en Marte, entonces existen muchas posibilidades de que fuera como la que hay hoy en el Tinto. Aquí abundan el agua, el hierro y !la vida!".

A finales de los años 80 y a raíz de un proyecto de investigación europeo, comenzó el estudio sistemático de la ecología microbiana del Tinto con el fin de aislar microorganismos de posible utilidad en procesos de biominería.

El estudio iniciado por la Universidad Autónoma de Madrid y completado por el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC) ha permitido demostrar, no sólo la singularidad del ecosistema del Tinto, sino su naturalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios