El 99% de los productos retirados del mercado se vende en bazares

  • La Inspección de Consumo levantó un total de 31 expedientes sancionadores aunque todos fueron de carácter leve · La supervisión este año no se limitará a la capital sino que llegará a otras localidades

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía indica que dentro de la campaña de inspección de productos que ha comenzado de cara a la Navidad, los establecimientos de precio reducido o bazares son los tipos de tienda a los que se dedica un mayor nivel de supervisión y parece que con justificación. De hecho, el 99% de los productos que se retiraron del mercado en las fiestas navideñas de 2006 estaba a la venta en estos comercios. Como prueba de ello, puede mencionarse que el 50% de las inspecciones, en lo que se refiere a la seguridad de las guirnaldas luminosas, se hizo en ese tipo de negocios. El resto, entre tiendas de electricidad, grandes superficies y supermercados.

El delegado del Gobierno andaluz, Justo Mañas, y el jefe del Servicio de Consumo de Huelva, Javier López, presentaron ayer la campaña que se extenderá hasta el 4 de enero. Mañas indicó que la campaña actual es muy similar a la que se llevó a cabo el pasado año. Las cifras arrojadas en la pasada Navidad indican que de las 2.698 actuaciones llevadas a cabo por la Inspección de Consumo, se procedió a la retirada de 279 unidades de productos entre guirnaldas luminosas, juguetes como 'walkie talkies', naves espaciales, aviones, coches teledirigidos y a pilas, por problemas de seguridad. Un dato que llama la atención sobremanera es que el 99% de estos productos se encontró en establecimientos de precio reducido. Las diferentes actuaciones desarrolladas dieron lugar a la apertura de, al menos, 31 expedientes sancionadores por irregularidades leves. Esto supuso un montante económico de 7.700 euros.

Tal y como sucede este año, mención especial hay que hacer de las guirnaldas luminosas, que fueron objeto de una campaña especial. En 2006 se controlaron 16 productos de los que 9 cumplían la normativa vigente y en 7 de ellos se encontró algún tipo de irregularidad. En concreto, un 31% no tenía etiquetado en español, un 6% no tenía marcado CE y un 6% no indicaba las características eléctricas o de uso. Aquellos productos -100- que daban indicios más que sólidos de ser potencialmente peligrosos fueron retirados del mercado y todos ellos en tiendas de precio reducido.

La campaña más importante es la de los juguetes. La de 2006 se cerró con un 32% del total de los 25 productos controlados, que manifestaba algún tipo de incumplimiento y todos ellos detectados asimismo en establecimientos de precio reducido o bazares. Pero este importante apartado de unos artículos que se dirigen especialmente a los niños, tiene su continuidad en otra campaña que es la de la Red de Alerta de Productos. Ésta consiste en la comprobación de aquellos, especialmente juguetes, que están incluidos en la Red de Alerta Europea por presentar algún riesgo grave para la salud o la seguridad. En este capítulo se realizaron 2.638 actuaciones de control, de las que 1.780 eran de juguetes y 748 de guirnaldas luminosas. Se detectó la presencia de 146 productos notificados en la Red de Alerta (que habían presentado algún indicio de falta de seguridad en cualquier país de la Unión Europea), en establecimientos de precio reducido y dos en tiendas minoristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios