La producción de madera se triplicaría con una adecuada conservación del eucaliptal

  • Ence denuncia que más del 65% de la superficie poblada de eucaliptos está "abandonada"

Comentarios 1

La producción de madera en Huelva podría triplicarse con una adecuada inversión y conservación del eucaliptal, según el responsable del área forestal del Grupo Ence en Andalucía, Antonio Martínez, que denunció que más del 65% de la superficie poblada de eucaliptos está "practicamente abandonada". Martínez comentó que su puesta en valor se traduciría "en empleo, fijación de CO2, generación de energía renovable y todo lo asociado a la actividad maderera".

Actualmente en la provincia onubense el sector forestal genera 5.000 empleos, "que, aunque hay labores que son estacionales, en su conjunto es empleo bastante estable".

A pesar de que Huelva es la provincia andaluza con mayor capacidad de transformación de la madera, Ence tiene que importar más del 50% de la madera que consume, "una paradoja que hay que romperla y eso se hace con la ordenación del territorio y la optimización del uso de la superficie", es decir, producir más en menos superficie.

La empresa y la Consejería de Medio Ambiente han firmado un convenio con el objetivo de poner en valor la superficie de eucaliptos. El delegado provincial de Medio Ambiente, Juan Manuel López, manifestó que se trabajará con viveros y selección de plantas "para hacer un monte productivo que genere riqueza".

Con la nueva práctica de cultivo y las técnicas modernas de producción, la fábrica de Ence Huelva necesita unas 100.000 hectáreas de cultivo de eucaliptos para autoabastecerse con madera local. En la provincia onubense hay 140.000 hectáreas de eucaliptal y, sin embargo, la empresa tiene que importar madera para su producción.

Martínez comentó que en periodo de crisis económica la función productora del monte "es la mayor garantía de su permanencia y conservación". En el caso de la provincia onubense, ésta tiene una gran potencialidad, "nuestros montes son productores de madera para celulosa, de biomasa para energía eléctrica, corcho, caza, miel... se puede disfrutar de un abanico de productos que son compatibles con el uso recreativo y las funciones de conservación de la fauna y la flora".

En esta misma línea, se manifestó el delegado provincial de Medio Ambiente. López, que señaló que "estamos trabajando para que todo tenga su lugar y justo término en el espacio natural", apostó por la biomasa para la producción de "energía alternativa, duradera y no dañina con el medio ambiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios