Uno de los problemas del autismo es la falta de diagnóstico

  • La Asociación Ánsares indica que la detección es más fácil en niños pequeños aunque ahora trabaja con chavales de 15 años

La atención a los chavales con autismo y Trastorno del Espectro Autista (TEA) mejora progresivamente en la provincia aunque aún siguen siendo muchas las necesidades que hay que cubrir. Así lo indicó ayer la presidenta de la Asociación Ánsares, Rocío Barranco, que trabaja con estos niños y chavales. Uno de los problemas sigue siendo el que hay un amplio porcentaje de chicos que están sin diagnosticar aunque aun ahí se está avanzando: "Hay mucho chaval sin diagnóstico aunque también nos están llegando a la asociación con chicos de 14 y 15 años. Es más fácil la detección cuando son pequeños". Ese diagnóstico lo realiza Salud Mental que mantiene un seguimiento con los chicos con revisiones periódicas.

Barranco indicó que Ánsares tiene en la actualidad, 108 socios pero la asociación trabaja con bastantes más chicos en actividades externalizadas. Todo ello provoca que las instalaciones de La Orden "se estén quedando pequeñas". Entre las actividades que Ánsares realiza, cuenta con un centro de día que actualmente tiene 10 plazas. Uno de los objetivos más inmediatos es dotar las instalaciones de un baño más porque "eso nos permitirá añadir 8 plazas".

El día 8 habrá una serie de actividades en las carpas de la Avenida de Andalucía

Otra de las iniciativas es el Centro de Atención Temprana (CAIT) que da servicio a 16 niños aunque hay lista de espera. Al contrario de lo que pasó el curso anterior, Ánsares lo lleva a cabo en colaboración con la Junta de Andalucía lo que le permite conseguir las ayudas de la Administración autonómica. Si Ánsares dio la espalda a la oferta de la Junta era porque "no reconocían nuestra especificidad, lo que ahora sí se hace". Desde diferentes ámbitos, se consideró que los CAIT de la Junta de Andalucía eran demasiado generalistas para las necesidades de determinados grupos en cuestión, deficiencia que parece haberse diluido.

Aunque ayer se celebró el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, será en los próximos días cuando Ánsares acometa distintas iniciativas. La primera de ellas tendrá lugar el día 5 en el que se instalará una mesa informativa en el Mercado del Carmen. El día 8 será el más importante. A las 12:00 se procederá a la lectura del manifiesto de este año a la que le seguirá una suelta de globos y un paseo en bicicleta por la Avenida de Andalucía.

Además, Ánsares seguirá con su iniciativa de extender los pictogramas que son muy útiles para las personas con autismo, para su orientación. De ellos ya hay en la capital y "también la Diputación nos mostró su apoyo de manera que vamos a una media de dos localidades por mes en la colocación de nuevos pictogramas.

Barranco estuvo ayer con el resto de asociación que tratan el autismo en Andalucía, en el Parlamento autonómico. Con la presencia de todos los grupos parlamentarios se procedió a la lectura del manifiesto de este año que hace especial énfasis en las diferencias de género que también afectan de manera directa, al diagnóstico ya que se entiende que las directrices que se aplican no tienen en cuenta de manera suficiente, las características femeninas.

Otra asociación que trabaja con este colectivo es el de Síndrome de Asperger (AOSA) que aborda a chavales incluidos en un espectro autista más liviano. Desde AOSA, Marián Vidal recordó que este trastorno (TEA) es muy amplio y nosotros trabajamos con aquellos niños a los que nuestro apoyo les sirve". AOSA asume a los niños que se encuentran en los niveles 1 y 2. Cuando el diagnóstico señala un trastorno nivel 3, la solución pasa por enviar a los chavales a Ánsares. La gran distinción se marca en dos parámetros: cuando el coeficiente intelectual no llega a la media y el menor tiene dificultades de habla es un caso que será tratado de manera más adecuada en Ánsares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios