El primer semestre coloca al Puerto de Huelva en el cuarto puesto del país

  • Es la segunda instalación española en graneles líquidos y la tercera en sólidos de todo el sistema portuario

  • La buena marcha de los tráficos permite augurar un nuevo año récord

Imagen de un buque de áridos en las instalaciones del Muelle Ingeniero Juan Gonzalo. Imagen de un buque de áridos en las instalaciones del Muelle Ingeniero Juan Gonzalo.

Imagen de un buque de áridos en las instalaciones del Muelle Ingeniero Juan Gonzalo.

Si el año pasado las instalaciones del Puerto de Huelva vivieron un ejercicio histórico con 30,5 millones de toneladas manipuladas en sus muelles, éste se preveía como aquel que iba a marcar un antes y un después en el movimiento de contenedores con la entrada en servicio tanto de la terminal ferroviaria como de la zona logística de Majarabique, una instalación que marcará el futuro de las instalaciones onubenses. No obstante y a pesar de la timidez con la que arrancó el año cuyos primeros meses se vieron excesivamente penalizados por las paradas técnicas de las dos instalaciones de Cepsa (la Química y la Refinería) y posteriormente de Atlantic Copper, además de la huelga de estibadores, paradójicamente le ha sentado muy bien a las instalaciones onubenses. De hecho, las cifras del mes de junio le han colocado, tal y como sucediera el año pasado, en la cuarta posición del ranking nacional.

Buena culpa de ello la tiene el excelente comportamiento de los graneles líquidos. Huelva asciende debido al desplome de estos tráficos en el puerto de Algeciras, a la segunda posición entre todos las instalaciones españolas, sólo superado por Cartagena. En el global del primer semestre, mantiene la segunda posición superada por el puerto algecireño, aunque la distancia se reduce a la mitad con respecto al mismo periodo del año pasado. Las aspiraciones, por tanto, de Huelva por llegar a ser el Puerto más importante en el movimiento de éste tipo de tráficos en España son bastante legítimas y plausibles.

Un comportamiento similar se registró en los graneles sólidos. En este apartado, Huelva fue la tercera instalación nacional durante el pasado mes de junio y es aquí donde la huelga mantenida por los estibadores -con paros parciales durante varias jornadas y un día entero de paralización total de sus actividades- tuvo una influencia mayor; Castellón, Tarragona, Cartagena, Bilbao y A Coruña, pero sobre todo Barcelona, vieron cómo sus cifras se resentían de una manera más que considerable, aunque en el global del año superan a las instalaciones onubenses.

En cuanto al tráfico global, los casi tres millones de toneladas que transitaron por las instalaciones de los muelles de Huelva, le han valido para colocarse en esa cuarta posición por detrás de los inalcanzables Algeciras, Valencia y Barcelona y superar los buenos registros de Cartagena, Bilbao y Tarragona, rivales en el tráfico de graneles.

Aunque todavía con cifras modestas en comparación con los grandes puertos que llevan años de apuesta firme por los contenedores, los apenas 26.000 que se consiguieron en Huelva no caben sino calificarse como más que esperanzadores. Hay que tener en cuenta que con un 362,15% de crecimiento en un semestre, es de lejos el Puerto nacional que más crece en este apartado. Para encontrar un número semejante, la apuesta de Marín en Pontevedra por este tipo de tráficos le ha permitido duplicar sus cifras; el siguiente es el de Cádiz, con un 35% de incremento.

En definitiva, un semestre que permite augurar un cierre de ejercicio en el que, de nuevo, estemos ante un nuevo registro histórico. Una vez superada la barrera de los 30 millones de toneladas, los 32 parecen un objetivo más que alcanzable para unas instalaciones que han relanzado los tráficos hasta niveles nunca conocidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios