política

La presión de la militancia evidencia la crisis del PP

  • La dirección provincial pide que se usen los cauces del partido para abordar los asuntos internos

  • Duarte asegura que la capital ya tiene un peso importante en el comité ejecutivo provincial

El portavoz de la dirección provincial del PP, Juan Carlos Duarte, ayer, en rueda de prensa. El portavoz de la dirección provincial del PP, Juan Carlos Duarte, ayer, en rueda de prensa.

El portavoz de la dirección provincial del PP, Juan Carlos Duarte, ayer, en rueda de prensa. / h. información

Al de sobra conocido cisma entre el grupo municipal y la dirección provincial del PP onubense -una crisis que extiende a otros municipios como Almonte- se suma ahora el descontento (o más bien la expresión de ese descontento, que viene de atrás) de parte de la militancia de Huelva, tercera pata de la Santísima Trinidad de un partido que, más allá de ser o no un misterio, parece roto.

Negado hasta la saciedad por el aparato pero evidenciado en el día a día de un grupo de ediles quebrado desde la caída del periquismo, la última demostración del primer cisma ocurrió en el Pleno extraordinario del viernes (el más importante del mandato).

Llamativo resultó que, en lugar de la portavoz, Pilar Miranda, interviniese en la histórica sesión el edil Manolo Remesal, así como la ausencia de Saúl Fernández, quien se negó a acatar la imposición de votar a favor del primer punto: asumir el pago por cuenta del Recreativo del crédito contra la masa en favor de Hacienda por 7,5 millones, previa modificación presupuestaria.

Unas horas después, ese mismo viernes llegaría la demostración del segundo de los cismas: la reunión en el café El Comercial, convocada por Whatsapp, de más de 160 militantes y simpatizantes críticos con una dirección copada por pesos pesados de la provincia -Manuel Andrés González, Juan Carlos Duarte y David Toscano- y en la que brilla por su ausencia la representación de la capital, que ni siquiera cuenta con agrupación local pese a que la ciudad aglutina a más del 20% de los afiliados.

Ante el panorama que pintan las encuestas y la ausencia de un candidato claro a la Alcaldía en la capital, los militantes pidieron poder expresarse y participar en las decisiones que afectan a la ciudad, como ocurre en el resto de municipios. Aunque de cara a la galería desde la dirección provincial ayer se intentó mostrar una imagen (o foto fija, en el argot que suelen utilizar los populares) de normalidad, el caso es que el encuentro ha sentado mal -muy mal- en la dirección provincial que, no obstante, se siente fuerte y parece que hasta aliviada ante el órdago de la militancia.

"Si tienen alguna pregunta que yo sepa contestar, estaré encantado de atenderles", aseguró a los periodistas -sin titubeos y como si fuera un día más- el portavoz del aparato, Juan Carlos Duarte, en la mañana de ayer. Por los medios de comunicación, según señaló, se enteraron los barones provinciales del comentado cónclave extraoficial en el que se abordaron cuestiones que "no se han tratado dentro de los órganos de participación del partido".

Y eso que las puertas de la sede, según señaló, siempre están abiertas, de que en los cauces oportunos para tratar estos asuntos internos (la junta directiva provincial y el comité ejecutivo provincial) nunca se han planteado estas cuestiones, o de que en el reciente congreso provincial, según añadió, la dirección provincial encabezada por González recabó el apoyo de casi el 98% de toda la militancia del partido en Huelva.

"Por lo tanto, cuando se plantean este tipo de cuestiones que no se abordan dentro de los órganos de participación del partido, habrá que preguntarle a quien lo hace. Probablemente lo que busque es un titular", sentenció Duarte. Aunque no dio ningún nombre, quedó claro que se refirió al parlamentario Guillermo García Longoria cuando señaló que, igual que sucede ahora, antes tampoco hubo una ejecutiva local "cuando alguno de los asistentes a esa reunión era secretario general de este partido". La creación de una agrupación en la capital supondría, a su juicio, "duplicar dos estructuras" y no es necesaria porque tanto en el comité ejecutivo provincial como en la ejecutiva provincial "el peso de las personas de la capital es importantísimo en relación al peso del resto de municipios".

Sobre la convocatoria de próximos encuentros de militantes para hacer oír sus voces, el portavoz tildó de "fenomenal" el que haya un grupo de personas que se sigan reuniendo, ya que todo lo que hagan en nombre del PP será "perfecto". Sin embargo, recordó que hay una sede, unos órganos de participación y "no hay que buscar nada fuera porque aquí no se le ha cerrado la puerta nunca a nadie" y "aquí contamos absolutamente con todo el mundo que quiera que se cuente con ellos".

En este sentido, animó a las personas que forman parte del comité ejecutivo provincial a que acudan al mismo para trasladar su opinión, porque ese tipo de encuentros extraoficiales pueden crear, a su juicio, confusión, ya que "muchas de las personas asistentes a la reunión después han venido a decirnos que no sabían de qué iba ni para que les reunieron, ya que pensaban que convocaba el partido". Así, aseguró que había dos cargos institucionales presentes y ello incitó a la confusión.

"Digo lo de los cargos institucionales porque han salido en los medios y han aparecido en las fotos. No hemos hablado con ellos, como tampoco lo hicimos para abortar la reunión. Aunque nos hemos enterado que se produjo por los medios de comunicación", indicó.

Personalmente Duarte no ve idóneo en este momento la apertura de ningún expediente disciplinario. Pero otra cosa, según advirtió, es que dentro del comité de dirección se valore y se toma una decisión al respecto. Habrá que ver qué sucede pero, mientras tanto, lo que sí queda claro, tras analizar el discurso del aparato popular, es que a pesar de que se insista en que todos tienen cabida en las filas de la formación, para lo que sigue sin haber espacio es para la autocrítica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios