La planta de residuos metropolitana dará servicio a 13 municipios en 2011

  • En seis meses arrancan las obras de la estación de transferencias, un proyecto que lleva tres mandatos en el cajón de la Administración · Se hará en suelo municipal de La Alquería, cedido a la Diputación

Más de 500 toneladas de basura se almacenan diariamente en el depósito provisional de las Marismas de Mendaña, a la espera de que se construyan las instalaciones adecuadas para la recepción, compactación y posterior retirada de los residuos del Área Metropolitana hacia la planta de Villarrasa. Según confirmaron a este periódico desde la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta, la empresa pública Egmasa -dependiente del Gobierno autonómico- ultima la redacción del proyecto de la estación de transferencia de residuos sólidos urbanos que se ubicará al Norte de la capital onubense, junto al Parque Huelva Empresarial.

Tras 14 años en punto muerto (a causa de la polémica institucional por los terrenos), las obras podrán arrancar en torno al próximo mes de septiembre. La Junta construirá y financiará una infraestructura que, una vez operativa en 2011, gestionará la Diputación Provincial y absorberá la basura procedente de la capital -donde se produce el 60% de los residuos del Área Metropolitana-, Punta Umbría, Aljaraque, Gibraleón, San Juan del Puerto, Trigueros, Beas, Moguer, Palos de la Frontera, Lucena, Bonares, Niebla y Rociana. Un cinturón de municipios que suma 120.000 toneladas de desechos al año, según los datos que maneja la Delegación Provincial de Medio Ambiente.

Para dar cobertura todo el ámbito metropolitano, esta planta contemplada en el Plan Provincial de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) se ha diseñado con dos líneas de compactación y una capacidad unitaria de 90 toneladas por hora.

El Ayuntamiento de Huelva ha puesto a disposición de la Administración provincial los terrenos necesarios para la ejecución de estas instalaciones, trámite que vio luz verde en el Pleno de marzo con la aprobación de un convenio urbanístico con la entidad Promociones Nueva Cartaya SL para la liberación del suelo. La parcela de referencia se ubica en la zona industrial de La Alquería, regulada urbanísticamente en el PERI (Plan Especial de Reforma Interior) número 14 del PGOU, con una superficie de 17.536,68 metros cuadrados de la que la estación de transferencia ocupará unos 12.000 metros aproximadamente, delimitados en el proyecto de Egmasa en una planta cuadrada.

Concretamente, la infraestructura se emplazará junto a las antiguas instalaciones de Carburos Metálicos, extendiéndose hacia el cauce del río Tinto, cerca del límite del Dominio Público Marítimo Terrestre.

Los terrenos elegidos tienen un perfil estratégico para el área de servicio, al estar próximos a la autovía Huelva-Sevilla (A-49), junto al emergente nodo logístico.

Los técnicos de la Empresa de Gestión Medioambiental han estimado para este proyecto un plazo de ejecución de 14 meses, al margen del semestre que se consumirá en los trabajos de precarga del terreno para la necesaria consolidación del suelo. Es por ello que el arranque de las obras se prevé para inicios de otoño.

En paralelo a la redacción del proyecto se ha tramitado el informe preceptivo de Calificación Ambiental. A partir de la entrega de estos documentos comenzarán las gestiones oficiales en los organismos implicados, esto es, la Consejería de Medio Ambiente, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Huelva (responsable, este último, de la concesión de la licencia de obras).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios