El personal de servicios en Educación tiene un déficit de 60 empleados

  • Los sindicatos denuncian que las bajas y las vacantes se cubren con empresas privadas

Concentración sindical ante la sede de la Delegación Territorial de Educación. Concentración sindical ante la sede de la Delegación Territorial de Educación.

Concentración sindical ante la sede de la Delegación Territorial de Educación. / josué correa

Representantes de las centrales sindicales CSIF, CGT, UGT y Ustea denunciaron ayer, a través de una concentración ante la Delegación Territorial de Educación, que sigan sin cubrirse las plazas vacantes del Personal de Administración y Servicios (PAS) como consecuencia de jubilaciones, movilidad funcional y de "los pocos concursos que para este personal se convocan, así como la lentitud en la cobertura de las sustituciones por bajas laborales debidas en buena medida a la edad avanzada del personal laboral que durante el año se producen". Los sindicatos estiman que es urgente la contratación de más de 60 profesionales.

En un comunicado conjunto que fue entregado en la propia Delegación, estos sindicatos argumentan que "bajo diferentes excusas, la Administración demuestra no sólo la falta de planificación que tiene, sino el desconocimiento de la labor que el personal laboral realiza en sus propios centros. La lentitud burocrática que arrastra la cobertura de las plazas produce durante el curso escolar una sobrecarga física y mental de los empleados públicos, y esta continua falta de personal en los centros conlleva una merma importante en la calidad del servicio público y la atención que los usuarios se merecen".

Las centrales lamentan que los pocos efectivos provocan una sobrecarga de trabajo

La disminución de recursos humanos que se registra, a juicio de los sindicatos, está provocando insuficiencias para poder ofrecer un servicio público de calidad y está siendo el argumento perfecto para que año tras año se privaticen estos servicios, lo que "no conlleva una mejora de los mismos, sino que está provocando una pésima calidad en el empleo, afianzando la precariedad de los trabajadores".

Las centrales sindicales denuncian por lo tanto que esta situación acabará siendo inasumible para los trabajadores. Esta situación "que podría darse de forma coyuntural, se ha tornado como estructural en los centros educativos, perpetuándose en el tiempo desde cursos anteriores".

El comunicado sindical concluye con la exigencia de que "se cubran urgentemente cuantas plazas queden vacantes incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo y se agilice el proceso en la cobertura de las sustituciones por bajas, etcétera".

Pepa Garrido, de Ustea, incidió en la precariedad total que afecta a las labores de este personal, que cada vez en mayor proporción "es asumido por empresas privadas". Garrido añadió que Educación prioriza la cobertura de vacantes de profesores y maestros en detrimento de los trabajadores del PAS, de modo que "de cinco plazas que se quedan libres tan solo se cubren dos de categorías como limpiadoras, cocineras, etcétera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios