El parque de las palomas recupera su estanque y una pequeña fuente

  • La fontana central del espacio público aún no está operativa y queda por reparar el merendero

Los Jardines del Muelle, popularmente conocidos como el parque de las Palomas, recuperan su estanque y la pequeña fuente de la zona ajardinada tras el Plan de Reforma y Rehabilitación de las Fuentes Ornamentales que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Huelva en el espacio público. La fontana central todavía no está operativa y permanece vallada.

La fontana central y el estanque, los grandes atractivos del emblemático espacio, así como la pequeña fuente, no funcionaban debido a la falta de conservación y mantenimiento. La actuación en el estanque ha consistido en la limpieza y reparación de la infraestructura, aunque todavía hay pintadas en algunas de las figuras del conjunto escultural, conformado por esculturas de niños agarrando grandes peces, de cuyas bocas vuelven a salir ahora los chorros de agua.

La escultura de Alonso Sánchez, obra de León Ortega, sigue pendiente de una limpieza

En el caso de la pequeña fuente de los jardines, se ha repuesto, ya que de la anterior, realizada en terracota y que seguía el diseño del conjunto escultural del estanque, sólo quedaba parte de su basamento. Se ha colocado una acorde con la estética del espacio público.

No obstante, todavía quedan cosas pendientes en el parque de las Palomas, el más antiguo de la ciudad. Es el caso del típico merendero o área de descanso con pérgola, otro de los elementos característicos de los Jardines del Muelle que requiere una restauración, y que está ubicado en uno de los accesos del parque, el de la avenida de México. Faltan, debido a actos vandálicos, parte de los azulejos que recubren los bancos y la pérgola se ha quedado sin recubrimiento vegetal.

A esto se une que la fuente de agua potable, instalada entre los servicios públicos y el estanque, no funciona. En cuanto a los servicios públicos, que en teoría deberían están operativos de lunes a viernes, en horario de 11:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00, y los fines de semana de 11:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00, siempre permanecen cerrados a pesar de ser un parque muy frecuentado por familias con niños pequeños, fundamentalmente los fines de semana.

Tampoco se ha limpiado aún la escultura de Alonso Sánchez, obra de Antonio León Ortega, que fue inaugurada en 1970. Poco queda del blanco original de la piedra en la que fue esculpida.

Tampoco se ha actuado en el espacio ocupado por la terraza del kiosco-bar. Ésta se pavimentó en su momento y se encuentra en muy mal estado. El kiosco-bar, diseñado por el arquitecto José María Pérez Carasa, está incluido en el Catálogo de Edificios, Elementos y Espacios de Interés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios